Los destrozos provocados por el incendio.

Los destrozos provocados por el incendio. EFE

España 8.486 hectáreas afectadas

Investigan si una negligencia en una carbonera provocó el incendio de Doñana

Los agentes del SEPRONA recaban información sobre las actividades de una empresa que opera en la zona.

Alejandro Requeijo Daniel Montero

La Guardia Civil investiga si una negligencia pudo ocasionar el incendio que ha asolado los últimos días la provincia de Huelva. Según informan a EL ESPAÑOL fuentes de la investigación, los expertos apuntan a una empresa carbonera que opera en la zona. En ese sentido, los efectivos del Instituto Armado recaban ya información acerca de las actividades de esta empresa.

La tesis sobre la que trabajan los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) es que las llamas pudieron descontrolarse de manera involuntaria en el proceso de creación del carbón vegetal. A partir de ahí, las condiciones climatológicas provocaron que las llamas se extendieran con velocidad dando lugar a distintos focos.

Fue a las 21,20 del sábado cuando el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Infoca) recibió el aviso de un incendio declarado en el paraje La Peñuela, en Moguer. Concretamente, el fuego se había declarado en una zona que atraviesa una pista forestal y que está rodeada de muchas explotaciones freseras.

Los incendios forestales vienen recogidos entre los artículos 352 y 358 del Código Penal. Quemar montes está castigado con un máximo de cinco años de cárcel (20 años si se pone en riesgo la vida de personas). No obstante, se establece que “el que por imprudencia grave provocare alguno de los delitos de incendio penados en las secciones anteriores, será castigado con la pena inferior en grado”, lo que rebaja a la mitad la pena a imponer.

"La mano del hombre"

Cuando este martes se dio por controlado el incendio, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, fue preguntado acerca de los motivos del fuego. El cargo autonómico descartó que se tratase de causas naturales y no dudó de que se trataba de "la mano del hombre", si bien apuntó ya a la posibilidad de una negligencia.

El incendio declarado el pasado sábado en el paraje de La Peñuela en Moguer (Huelva) ha afectado a una superficie de 8.486 hectáreas, tanto de arbolado como de matorral, de un perímetro total de 10.900 hectáreas de territorio. Dentro de ellas, hay 2.414 hectáreas de superficie forestal intacta, según los datos oficiales hechos públicos este miércoles por la Junta de Andalucía.

"Se evitó un siniestro"

Según el Ejecutivo autonómico -que no entra en las causas que originaron el fuego- "la rápida actuación y el trabajo desarrollado por el equipo del dispositivo de emergencias evitó un siniestro de mayores consecuencias, ya que el combustible potencial del incendio era de 43.225 hectáreas".

Por términos municipales, 4.450 hectáreas corresponden a Moguer, 3.054 hectáreas a la localidad de Almonte y 982 hectáreas a Lucena del Puerto. El fuego ha afectado a dos espacios protegidos: el Parque Natural de Doñana (6.761 hectáreas) y el Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres (17 hectáreas).

En el momento en el que se originó este incendio forestal, en el paraje de la Peñuela, la velocidad sostenida del viento era de 30 y 40 kilómetros por hora y a partir de las 22,00 horas se registraron rachas de hasta 90 kilómetros por hora, según los datos de la Estación Meteorológica de El Arenosillo. Respecto a la temperatura, el día del incendio, la máxima era de 40 grados centígrados y la mínima de 22 grados centígrados.