José Luis Ábalos, portavoz parlamentario del PSOE en la tribuna del Congreso.

José Luis Ábalos, portavoz parlamentario del PSOE en la tribuna del Congreso. EFE

España MOCIÓN DE CENSURA

El PSOE estrena guante blanco: tiende puentes con Iglesias pero le critica por "consolidar" a Rajoy

Ábalos critica la "expectativa falsa" de la moción de censura y recuerda a Iglesias que, si se trata de echar a Rajoy, perdieron su oportunidad. "A veces, abstenerse tampoco es tan grave".

Noticias relacionadas

Y, de repente, los dos partidos que llevan años pugnando por liderar la izquierda, se serenaron. Un extraño oasis dialéctico se adueñó del hemiciclo del Congreso de los Diputados con el debut del nuevo portavoz parlamentario del PSOE, que probablemente dejará de serlo la semana que viene, y la sosegada respuesta de Pablo Iglesias, candidato a presidente del Gobierno en la moción de censura contra Mariano Rajoy. 

A ninguno le convenía una gran agresividad. Ni a Iglesias, para no consolidar la percepción de que la moción pretende debilitar al PSOE, ni a Ábalos, que como miembro del equipo de confianza de Pedro Sánchez busca recuperar votantes que ahora están en Podemos. El resultado fue un debate sosegado y lleno de reconocimientos al tono y formas del rival. En otras palabras: sembrar un 'continuará' cuya cosecha se recogerá en forma de cooperación parlamentaria o, quién sabe, una moción de censura que sí prospere. 

Ábalos desplegó un discurso calmado pero también firme para censurar tanto a Rajoy como la inutilidad de la moción de Iglesias. "Con todo respeto, lo más que podemos hacer ante esta iniciativa es abstenernos", avanzó. Entre otras cosas, porque ni los 84 votos a favor de los socialistas serían suficientes para echar a Rajoy e investir a Iglesias. 

Pero la moción "no está bien planteada", porque no se consultó con el PSOE. "Con 15 apoyos más [ERC y Bildu], ignorando a la principal fuerza de la oposición, no parece que vayamos a generar una alternativa", lamentó Ábalos. 

"Lo único que se va a conseguir es que esta bancada [la del PP] se levante a aplaudir como si hubiese superado un ataque feroz". "Los vamos a consolidar un poquito más", ha dicho. Según Ábalos, Iglesias ha generado una "expectativa falsa". 

¿Y todo para qué? Ábalos leyó un argumentario interno de Podemos donde se teme la vuelta de Sánchez, se le dibuja como una amenaza y traza un camino que para los socialistas es de "de carácter partidista" para "seguir estando al frente" de la "indignación y la vergüenza de la ciudadanía". En su respuesta, con tiempo ilimitado, Iglesias no hizo ni la más mínima referencia. 

"A veces, abstenerse tampoco es tan grave"

Ábalos también aprovechó para reprochar a Iglesias que no permitiese que el año pasado fuera investido Pedro Sánchez. Si hoy lo importante es echar a Rajoy, también lo era en 2016, cuando ya se conocían los SMS de Rajoy a Luis Bárcenas y gran parte del alcance de la corrupción.

Si el PSOE hubiese votado a favor de la moción de censura de Iglesias, Podemos aún necesitaría más diputados de otros grupos, de los que no dispone. Pero si Podemos se hubiese abstenido en 2016, Sánchez hubiera sido presidente. "A veces, abstenerse tampoco es tan grave", según él. En ese sentido, Ábalos logró un golpe de efecto al desgranar en qué página del acuerdo de investidura entre PSOE y PP figuran algunas de las propuestas que durante esta moción ha presentado Iglesias. 

El PSOE también aprovechó para exigir a Iglesias que aclare su idea de España, para recriminar a Ciudadanos que su modelo social sea el del PP y para advertir a Rajoy de que, más pronto que tarde, serán los españoles los que le retiren su confianza. 

Iglesias sueña con una nueva moción en otoño

"Creo que ha hecho un análisis que se parece mucho al nuestro", respondió Iglesias, que a partir de ahora puede "imaginar que a lo mejor nos entendemos". 

Según Iglesias, si el PSOE hubiese votado a favor, "en unos recesos" él hubiese buscado los votos para que prosperase la moción y cambiase la historia de España. En ese sentido, los argumentos de los socialistas son una mera excusa. 

"Nos comprometemos con este nuevo PSOE para trabajar por una mayoría alternativa", dijo, pidiendo al PSOE que haga caso a Compromís cuando pide una nueva moción exitosa a la vuelta del verano. Iglesias aprovechó también para reivindicar a ERC como socio en vez de Ciudadanos.