Junqueras y Puigdemont, durante su entrevista en TV3.

Junqueras y Puigdemont, durante su entrevista en TV3. EP

España

Puigdemont convocará elecciones solo si gana el 'No' en el referéndum

En una entrevista junto a Junqueras, afirma que sólo aceptarían una hipotética inhabilitación si viniera del Parlament de Cataluña.

E.E.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha avisado este domingo de que la Justicia española no lo frenará en el camino hacia el referéndum que prevé convocar para el 1 de octubre: "Sólo aceptaremos una inhabilitación de quien tiene el derecho de inhabilitarnos, que es el Parlamento de Cataluña".

En una entrevista en TV3 junto al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, Puigdemont ha recalcado que "es el pueblo de Cataluña el que decidirá habilitarnos o inhabilitarnos" y ha destacado que hasta ahora, "por más inhabilitaciones y amenazas" desde el Estado, "no nos han detenido".

En la entrevista, a cargo del nuevo director de TV3, Vicent Sanchis, Puigdemont ha asegurado que el Govern organizará un referéndum "con todas las garantías": "Lo convocaremos, lo celebraremos y aplicaremos el resultado".

Según Puigdemont, "el único escenario" que lo llevaría a convocar unas nuevas "elecciones autonómicas" sería una victoria del 'no' a la independencia en el referéndum: "Yo no tardaría ni 24 horas en convocarlas".

"18 veces" ha intentado pactar la consulta

El presidente de la Generalitat ha reafirmado su compromiso de "tirar adelante el referéndum sin el acuerdo con el Estado" y ha recalcado que, después de haber formalizado "18 veces" la petición para pactar una consulta y haber visto cómo el Estatut aprobado en 2006 acabó recortado, "ya no nos toca a nosotros proponer nada".

"Pediré ir al Congreso para poder explicar cómo hemos llegado hasta aquí", ha explicado Puigdemont, que no planteará una propuesta "para que sea votada". "Iré a explicar, si quieren escuchar, y a responder las dudas que tengan", ha ahondado el presidente de la Generalitat, que ha hecho énfasis en que "lo único que no se ha votado en el Congreso es una propuesta española para Cataluña".

Según Puigdemont, "nos habría gustado que al lado de las amenazas" del Gobierno central ante el proceso soberanista "hubiese también una propuesta alternativa", pero "el Estado español solo tiene el recurso del miedo y la amenaza".

Actuar con cabeza

También ha hecho un llamamiento al mundo soberanista a actuar con cabeza en estos próximos meses, porque "la imprudencia sería una grave irresponsabilidad", y ha añadido: "Quien no se puede permitir el lujo de moverse por estímulos es el gobierno de Cataluña".

Junqueras, a su vez, ha afirmado que "evidentemente" el Govern "no dejará de hacer" todo lo necesario para celebrar el referéndum aunque el Estado "amenace" con inhabilitaciones. Según Junqueras, los funcionarios no tienen nada que temer porque el referéndum "se hará en las condiciones adecuadas para que nadie deba sufrir por esto".

Pese a la campaña del PPC que alerta de que una Cataluña independiente no podría pagar las pensiones a los jubilados, Junqueras ha dicho que los pensionistas catalanes "no deben sufrir" por esto, porque la economía catalana es "capaz de generar" los recursos necesarios gracias a su "crecimiento sostenido y sólido".

Puigdemont ha acusado al Estado de haber "secado la hucha de las pensiones" de la Seguridad Social, por lo que "no tiene autoridad moral" para decir que una Cataluña independiente no podría pagarlas.

Sólo acatarán al Parlament

Junqueras se ha mostrado "absolutamente convencido" de que será posible votar el 1 de octubre porque Puigdemont: "Sólo aceptaremos una inhabilitación del Parlament" y que prevén el "derecho a la autodeterminación de los pueblos".

Sobre los términos en que habría que leer los resultados de la votación, Puigdemont ha subrayado que los referéndums "se ganan por un voto" y si no es posible pactarlo con el Estado no se puede "exigir las condiciones" de una consulta acordada.

En cuanto a los casos de corrupción que salpican a la antigua CDC, Puigdemont ha aplaudido el posicionamiento "claro y nítido" del PDeCAT en la polémica sobre si el exconseller de Justicia Germà Gordó debe dejar su escaño en el Parlament.

Junqueras ha reconocido que a ERC le "fastidian" los casos que afectan a la antigua CDC, pero ha destacado que Puigdemont ha jugado un papel "absolutamente impecable".