El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo. Kiko Huesca Efe

España VARAPALO DEL TC

El Gobierno atrinchera a Montoro alegando que la amnistía fiscal “evitó el rescate de España”

El Ejecutivo mantiene que se tomó aquella decisión por la situación límite que se vivía en 2012. 

Ana I. Gracia

El Gobierno ha respaldado públicamente al ministro Cristóbal Montoro después de que el Tribunal Constitucional anulara la amnistía fiscal que él mismo aprobó en 2012. Fue el portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy el que defendió a ultranza a su compañero de Hacienda alegando que gracias a aquella medida "se evitó el rescate a España". Además, dio por hecho que no va a dimitir cuando aseguró que "ha hecho un gran trabajo en la confección de los Presupuestos" y adelantó que "va a empezar inmediatamente la negociación del techo de gasto de 2018".

El ministro acorralado aprovechó la reunión del Consejo de Ministros que este viernes presidía el líder del PP para hacer una exposición de la sentencia del Alto Tribunal en la sala. Las explicaciones que puso encima de la mesa convencieron a sus compañeros y al presidente, que todavía no se ha pronunciado públicamente sobre el tema pero que se espera un respaldo tan enérgico como el de su portavoz.

El Gobierno se aferra a que el TC anula la amnistía "por una cuestión de procedimiento", porque la medida no tuvo que haber llegado en forma de decreto-ley. Sin embargo, el Ejecutivo central rememora la época en la que se aprobó, el fatídico año 2012, para justificar su decisión. "Tuvimos que tomar medidas excepcionales ante una situación excepcional", justificó Méndez de Vigo tras el Consejo de Ministros.

"Situación límite"

El portavoz gubernamental insistió en que en aquella época "en la que estábamos con el agua al cuello y a ninguna comunidad autónoma le fiaba nadie" el Gobierno no tenía tiempo para una tramitación parlamentaria que durara seis meses. Aplicar la amnistía fiscal a través de un decreto-ley "era la manera de paliar una situación límite", continuó.

Para apuntalar la idea de lo necesario que fue tomar aquella medida, Méndez de Vigo presumió de que gracias a ella se afloraron 40.000 millones de euros y se idenfiticó a 29.000 personas que, desde entonces, "tributan en España". El ministro proclamó entonces que la amnistía fue una "de las medidas que ha contribuido a que España esté a la cabeza de los países que más crecen y más empleo crean".

"Todo el Gobierno" lo apoya

Después de recalcar una y otra vez que "todo el Gobierno" apoya a Montoro, el portavoz del Gobierno lo incluyó en el área económica de ministros que "en 2012 hicieron todo lo posible para sacar a España de una situación calamitosa, al borde del rescate y en la que nadie daba un duro por ella". 

Las explicaciones que el Ejecutivo ha dado sobre la decisión del TC no ha convencido a la oposición, que espera que el ministro comparezca lo antes posible en el Congreso de los Diputados para rendir cuentas. El PSOE ha pedido hasta su reprobación. Dentro de su propio partido, solo el portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, asumió el error del dictamen del Constitucional y dejó en manos del ministro su futuro: "Él determinará el alcance de lo que supone".