El portavoz de Nueva Canarias en el Congreso, Pedro Quevedo.

El portavoz de Nueva Canarias en el Congreso, Pedro Quevedo. Efe

España EL NUEVO TABLERO POLÍTICO

El PP da por sentado que la cercanía de Quevedo a Sánchez elevará la factura de su apoyo a los PGE

La decisión final del canario servirá de "termómetro" para medir la temperatura al nuevo PSOE. 

La victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE ha conmocionado al Partido Popular, que desde el domingo por la noche valoran el impacto real de la vuelta del socialista a Ferraz. En Génova y en Moncloa son conscientes de que conseguir o no el apoyo del diputado canario Pedro Quevedo a los Presupuestos Generales del Estado servirá de "termómetro" para medir la temperatura de la legislatura al nuevo PSOE. Si Sánchez convence a su socio en Canarias y finalmente Pedro Quevedo opta por no apoyar las cuentas del Estado, el PP no tendría más remedio que planear un adelanto electoral.

De momento, el portavoz de Nueva Canarias en el Congreso de los Diputados sigue manteniendo su negativa a apoyar las cuentas del Estado que ha presentado el Partido Popular hasta que el Gobierno no asuma las propuestas que ha puesto encima de la mesa. Quevedo pide 338 millones para sus islas y otros 120 millones adicionales para programas sociales. Una factura imposible de pagar para el Gobierno y que el parlamentario está dispuesto a pelear hasta el final.

Miedo al "no es no"

El pánico recorrió todos los estamentos de Génova y Moncloa cuando, durante la noche de la victoria de Pedro Sánchez, el canario puso un mensaje en una red social en la que le daba la enhorabuena y le animaba "construir las bases del cambio político en España". Los conservadores entendían de esas palabras que el "no es no" de Sánchez comenzaría con el "no" de Pedro Quevedo a sus presupuestos. Sin su apoyo, los presupuestos no se aprobarían y se prorrogarían los actuales.

En público, el portavoz de Nueva Canarias mantiene que la vuelta de Pedro Sánchez no cambia sus planes y asegura que su intención es cerrar un acuerdo con el PP en el que únicamente Canarias salga beneficiada. De hecho, Quevedo se vio este martes en el Palacio de la Moncloa con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Los dos miembros del Gobierno de Mariano Rajoy dejaron la puerta abierta a asumir varias de las propuestas que ha puesto encima de la mesa la formación nacionalista, como elevar las subvenciones al transporte aéreo para residentes entre vuelos intersulares, mejorar las ayudas al transporte terrestre en las islas o aumentar las transferencias a las comunidades autónomas para atender la dependencia.

"Hasta el último minuto"

Sin embargo, de esa reunión todavía no ha salido el apretón de manos que el Gobierno necesita para sumar 176 síes a su proyecto. Fuentes cercanas al diputado canario aseguran que el apoyo presupuestario no se producirá "hasta el último minuto", es decir, hasta los días previos a que el pleno de la Cámara vote de nuevo las cuentas del Estado.

A pesar de que la intención de Nueva Canarias es cerrar un acuerdo, en el PP no se fían del viraje que ha dado el PSOE y creen que Pedro Sánchez podría "boicotear" las cuentas "utilizando al diputado de Nueva Canarias, con el que se presentó a las elecciones en coalición". El misterio, no obstante, se desvelará en los próximos días.