Los tres candidatos con la moderadora del debate Carmen del Riego.

Los tres candidatos con la moderadora del debate Carmen del Riego. Efe

España PRIMARIAS DEL PSOE

Díaz pasa a la ofensiva y Sánchez hace de la abstención su mejor arma

Patxi López aprovecha el debate y logra abrirse un hueco entre los reproches cruzados de los dos favoritos. 

Noticias relacionadas

"Tu problema no soy yo. Tu problema eres tú". Si alguien creía que el debate de los candidatos a liderar el PSOE iba a ser de guante blanco, se equivocaba. Los tres aspirantes llegaron a la sede del PSOE con ganas de exponer su discurso y con un papel muy claro.

Susana Díaz, autora de la frase con la que comienza este texto, quiso mantener su perfil de candidata clásica, que representa al PSOE de siempre, pero pasó a la ofensiva contra Pedro Sánchez y elevó su apuesta para diferenciarse de él: "Si soy elegida secretaria general, y si el PSOE no remonta electoralmente, yo me marcharé al día siguiente, sin hacer ruido ni fracturar al partido". El exlíder compareció armado con muchos carteles y con un discurso muy preparado, que no abandonó en ningún momento para responder a los embates de la candidata rival. Sánchez blandió la abstención a la que se opuso como su mejor arma electoral. En medio de los tres, física y estratégicamente, un Patxi López que se creció por momentos para tratar de ensanchar su espacio, muy asfixiado por la polarización entre Díaz y Sánchez. 

Debate PSOE

"Curar o cronificar" el mal de la abstención. Ese fue el leitmotiv de Sánchez, que culpabilizó a Díaz y, en una ocasión, también a López por la abstención, una decisión que es a la vez clímax de etapa de problemas del PSOE y la causa de su fragilidad actual.

Sánchez arremetió en varias ocasiones contra Díaz al reprocharle que en su trayectoria orgánica ha sido responsable de "32 gestoras", según dijo haber leído en la prensa. También le reprochó no haber consultado su pacto de Gobierno con Ciudadanos a la militancia o dirigentes de su partido, así como que no haya presentado aún su programa. Pero donde más se empeñó Sánchez fue en criticar la abstención del PP, la guinda de una operación para "derrocar" al secretario general del partido. 

"No se puede cuestionar continuamente al secretario general", ha dicho Sánchez, porque eso "solo da armas a la derecha mediática y política".

"No mientas, cariño"

Díaz se defendió de las embestidas de Sánchez. "No mientas, cariño", llegó a decir en un momento. Pero también tenía sus propios ataques. Díaz reprochó a Sánchez que no quede en su equipo casi nadie de los que empezaron con él y que haya perdido el apoyo de los dos expresidentes del Gobierno.  "Cuando la gente que te acompaña ya no se fía de ti deberías hacértelo ver", según ella.

Cuando Sánchez la acusó de participar en la operación para derrocarle, Díaz le recordó que él dimitió tras perder la votación sobre el congreso extraordinario y le afeó que "por una encuesta" disolviese la Ejecutiva del PSOE en Madrid, con su líder Tomás Gómez como defenestrado. También le reprochó que hubiese fichado a Irene Lozano para su lista por Madrid e insistió en múltiples ocasiones en que Sánchez tuvo los peores resultados de la historia del PSOE. Según ella, Sánchez no puede dibujar "un PSOE que gana pero que gusta a la derecha", el que ella representa, y otro "que pierde pero no gusta" a un PP que si es algo no es "tonto". 

Patxi, crecido

López se esforzó en numerosas ocasiones por tratar de diluir la polarización en favor de un discurso clásico en el que prima la unidad. Pero también pasó a la ofensiva, sobre todo contra Sánchez por su definición de nación, y también contra Díaz por querer compatibilizar la Junta de Andalucía con la secretaría general del PSOE. "Pedro, ¿sabes lo que es una nación?", le dijo antes de explicar el término. 

“No vale con ser leal con el que gana” sino que hay que ser generoso para “integrar al que no gana”, dijo López, que reivindica la “O” de las siglas del PSOE: los obreros, los parados, los jóvenes. Según él, sería un “desastre” que la nueva dirección no integrara a los que pierdan.

López tuvo que hacer frente a la propuesta de Sánchez de integrarse en su candidatura. "Este proyecto es el tuyo", llegó a decirle Sánchez, recordando que ha incluido parte de las propuestas del diputado vasco en su programa. “Me parece muy bien que si no tenías ideas cogieras las mías", respondió López, asegurando que llegará hasta el final.