Ramón Espinar, en una foto de archivo

Ramón Espinar, en una foto de archivo EFE

España

Podemos pide no tomar cocacolas pero Espinar se las bebe de dos en dos

Pillan al senador del partido morado con dos botellas de Coca-Cola en el Senado días después de pedir el boicot a esta bebida. Iglesias admite que se trata de un "error" de su compañero, que ya ha pedido disculpas. 

Ramón Espinar se bebe las cocacolas de dos en dos. O eso parece. Algo normal y muy respetable, si no fuera porque Unidos Podemos ha pedido tanto en el Senado como en el Congreso no consumir esta bebida como respuesta a los despidos de trabajadores de la multinacional en la planta de Fuenlabrada (Madrid). 

Este martes algunos medios han captado en el comedor del Senado una instantánea que a priori no tendría por qué ser impactante: Espinar con dos botellas de Coca-Cola en la bandeja de su comida. Y hasta Pablo Iglesias ha admitido en el Congreso que se trata de un "error" de su compañero, al que ha pedido que se implique más en el boicot a la empresa de bebidas.  

La petición del partido morado estaba firmada por dos senadores del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Iñaki Bernal y Vanessa Angustia, compañeros del también secretario general del partido morado en la Comunidad de Madrid. Además de pedir que no se vendan los productos de Coca Cola en el Senado, reclamaban que "se prive de su publicidad y no se le permita utilizar eventos de autorización institucional".

El motivo que alegan es el incumplimiento por parte de Coca Cola de la sentencia del Tribunal Supremo, que le insta a reabrir el centro de Fuenlabrada (Madrid) y a reincorporar a sus trabajadores.

Pero fuentes de la formación morada han indicado que la iniciativa registrada buscaba denunciar que los refrescos que se venden en la Cámara Alta son únicamente de la marca Coca Cola. De ahí que los senadores los consuman, han alegado estas mismas fuentes, tras conocer la fotografía en la que aparece Espinar consumiendo una de las bebidas de la marca en el comedor del Senado.

Al respecto, el vicepresidente primero del Senado, Pedro Sanz, ha explicado en rueda de prensa que la institución "tiene un contrato con una empresa para el suministro de servicios" que no se puede "modificar ni condicionar el contrato a efectos de que traiga un producto o traiga otro".

Por la tarde, tras el pleno del Congreso, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha admitido que el portavoz del partido en el Senado, Ramón Espinar, ha cometido un "error" al consumir Coca-Cola en la Cámara Alta tras pedir el boicot a esta empresa, y se ha mostrado convencido de que ahora participará más en la campaña contra esa marca.

Ramón Espinar: "Tenemos la lupa encima"

"No hay mal que por bien no venga; es una oportunidad estupenda para decir que estamos con las espartanas de Coca-Cola y con los trabajadores, que hay que hacer boicot a Coca-Cola y defender los derechos de sus trabajadores, que son los trabajadores de todo el país", ha dicho Iglesias. 

El portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ramón Espinar, ha pedido disculpas este viernes a los trabajadores de Coca Cola y ha reconocido que ha cometido un "error". 

Espinar ha contactado con los trabajadores de Coca Cola, que según él, han aceptado sus disculpas y han entendido que su formación tiene una "lupa encima", con todos pendientes de lo que hacen ellos y no de los que hacen otros. "He hablado con los trabajadores de Coca Cola y les he manifestado lo que he manifestado siempre, mi apoyo y mi solidaridad", ha añadido.

De este modo, ha aclarado que procurará no volver a beber Coca Cola. No obstante, ha lamentado que "es bastante difícil, ya que todos los productos que se beben en el Senado pertenecen a esta marca".

Por otro lado, ha resaltado la "agresividad" del Partido Popular en el asunto y ha criticado que sea más relevante tomarse un refresco que la dimisión del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, por corrupción o los derechos de los trabajadores en la Comunidad de Madrid. "No puedo evitar que me suene a cortina de humo", ha añadido.