Imagen del escrache protagonizado por jóvenes de la CUP en la sede del PP catalán.

Imagen del escrache protagonizado por jóvenes de la CUP en la sede del PP catalán. CG

España

Albiol acusa a la CUP de "fascistas" y denunciará el intento de ocupar su sede

El presidente del PP catalán va a denunciar a la diputada de la CUP Anna Gabriel después de que unos 30 jóvenes protagonizaran un escrache en la sede popular.

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha acusado a la CUP de "fascistas" y "violentos" tras el intento de ocupar la sede de su partido, que ha dejado claro que "no se asustará" y presentará una denuncia contra la diputada cupera Anna Gabriel -presente en la acción- y su "tribu".

Escrache de jóvenes de la CUP a la sede del PP

Una treintena de miembros de Arran, organización juvenil de la izquierda anticapitalista afín a la CUP, intentaron este lunes "ocupar" la sede central del PP Catalán en Barcelona para exigir un referéndum de autodeterminación, una acción apoyada por la diputada autonómica de la CUP Anna Gabriel y el exdiputado David Fernández.

El grupo llegó a entrar a la sede del partido, aunque no pudo pasar más allá del control de metales en el acceso del local, en cuyo interior estaban reunidos en esos momentos destacados miembros de la cúpula popular, entre ellos su recién elegido presidente en el congreso del partido, Xavier García Albiol.

Los jóvenes llenaron la fachada con pegatinas y carteles, pintaron con grafiti rojo una bandera independentista, y entraron a la sede portando urnas de cartón.

Una pareja de agentes de Mossos d'Esquadra que intentaron mediar en el interior del acceso, tras lo cual los jóvenes salieron de la sede por su cuenta entre gritos de "fuera las fuerzas de ocupación".

En declaraciones posteriores a los medios en la puerta de la sede, Albiol ha calificado de "grave incidente" lo ocurrido. "Quiero decir de una manera muy clara que la CUP y Anna Gabriel son un grupo de fascistas, que representan lo peor y más rechazable de la sociedad catalana", ha aseverado.

El dirigente ha avisado: "por muchas amenazas y violencia que utilicen, al PP ni nos asustarán ni, sobre todo, nos callarán", por lo que su partido "seguirá defendiendo la libertad, la democracia y dar voz a todos los catalanes que nos sentimos también españoles".

Además, ha anunciado que en las próximas horas presentará una denuncia ante la justicia. "Denunciaremos de manera directa a Gabriel, Fernández y a toda la tribu que ha venido aquí a montar el número", ha afirmado.

Así quedó la sede del PP tras el escrache de la CUP.

Así quedó la sede del PP tras el escrache de la CUP. CG

Impotencia política

Si bien ha insistido en que se ha tratado de un acto "violento", Albiol lo ha atribuido a la "impotencia política" del independentismo, ya que "se cumplen los 18 meses teóricos en que se debería haber declarado ya la independencia y, como no lo han hecho, necesitan tapar su incompetencia con actos violentos".

"Una acción -ha dicho- que sirve poco más que para ensuciar una pared, pero no consiguen asustarnos y ponen en evidencia delante de todo el mundo que Gabriel, sus diputados y la CUP son un grupo de fascistas que no asustarán al PP y, al contrario, nos hacen salir con más fuerza y ánimo a defender lo que creemos más justo".

Del mismo modo, ha cargado contra el Govern por "estar condicionado por diputados fascistas, que tenían que estar seguramente no en un Parlament, sino en otro ámbito más regulado y menos democrático".

Preguntado sobre si espera una condena por parte de la Generalitat, ha admitido que "cada uno sabrá lo que tiene que hacer", pero ha dicho que "le sorprendería en positivo", porque el gobierno catalán "está prisionero de estos fascistas de la CUP".

Esta acción de la CUP ha ocurrido dos horas después de que, en una entrevista a TV3 a primera hora de la mañana, el propio Albiol hubiera lamentado que "los no independentistas que viven en la Cataluña interior no lo pasan bien, porque no pueden expresar su sentimiento con naturalidad".