Alejandro y Cristina, los dos mellizos españoles asesinados en Guatemala.

Alejandro y Cristina, los dos mellizos españoles asesinados en Guatemala. Publinews

España

Una española reclama la repatriación de sus dos hijos asesinados en Guatemala

Los mellizos de 21 años fueron encontrados muertos en una casa tras la denuncia de amigos y familiares. Ahora la madre, que vive en Sevilla, quiere recuperar los cuerpos.

El pasado 28 de febrero fue trágico para la familia de una madre sevillana. Sus dos hijos mellizos, de 21 años, morían a tiros en una vivienda en las afueras de Chiquimula, en Guatemala. Eran jóvenes y deportistas pero, al parecer, un robo frustrado acabó con sus vidas junto a la del novio de la chica.

La policía encontró sus cadáveres con claros signos de violencia y varias heridas de bala. Los amigos de Alejandro y Cristina alertaron el pasado martes a los agentes al ver que ninguno respondía a los mensajes ni llamadas. Junto a ellos estaba también Mynor Palencia, que tenía 30 años y era el novio de la chica.

Desde entonces, su madre, que vive en Sevilla, está intentando repatriar los cuerpos pero todavía nadie le ha podido decir cuándo será la fecha exacta en la que se producirá.

Según fuentes de la investigación, todo parece indicar que se trató de un robo frustrado. En el interior de la casa faltaban electrodomésticos y la televisión por lo que se sospecha que el ladrón fue sorprendido por los tres jóvenes y les disparó. Aún así, el Ministerio Público sigue investigando y no ha confirmado aún ninguna hipótesis.

La Embajada de España ha insistido en que está tratando de conseguir la repatriación de los mellizos como pide su madre para que sean enterrados en España pero no se puede hacer hasta que los cuerpos sean incinerados y para ello se requiere una autorización de las autoridades de Guatemala.

La madre de los jóvenes trabajó en la Oficina Técnica de Cooperación de Guatemala donde conoció al padre de sus hijos. De hecho, los mellizos habían participado en varias competiciones de judo y lograron una medalla de bronce en los Juegos Nacionales de Guatemala de 2014.

Su padre, guatemalteco, murió el año pasado por causas naturales, justo el mismo día en el que sus hijos fueron encontrados sin vida.