La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, con su equipo.

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, con su equipo. Efe

España LUCHA POR EL PP DE CASTILLA-LA MANCHA

Impugnan la candidatura de Cospedal por estar en el Líbano cuando debía estar en Toledo

Génova deberá dictaminar si la ministra debía haber presentado personalmente su candidatura.

Los autores de la enmienda antiCospedal en el congreso nacional del PP pretenden ahora invalidar la candidatura de la ministra a la presidencia del partido en Castilla-La Mancha. Una vez que el Comité Organizador regional ha rectificado y ha convalidado la candidatura de Tomás Medina, en un principio invalidada porque la mayoría de sus avales no estaban al corriente de pago, los integrantes de esta corriente pedirán al Comité de Derechos y Garantías del PP nacional que aclare si la candidatura de María Dolores de Cospedal cumple la legalidad al no haberla presentado ella físicamente. 
Medina y su equipo se escudan en que el reglamento del congreso indica en su artículo 13.1 que "quienes sean candidatos a la Presidencia deberán presentar su precandidatura ante la Comisión Organizadora correspondiente ente los días 21 de febrero y 1 de marzo a las 14.00 horas". Cospedal delegó en su secretario general del PP regional, Vicente Tirado, la presentación de su candidatura respaldada por 4.100 avales porque en ese mismo momento tenía un viaje al Líbano como ministra de Defensa. Sus adversarios insisten en que para validarlo debería haber presentado un "poder notarial específico y personal".
Medina amenazó al partido con acudir a la justicia para suspender el congreso porque alegaba que las personas que le avalaban de su pueblo, Puebla del Príncipe, se pusieron al corriente de pago con una única transferencia. Finalmente, el comité organizador ha optado por evitar el conflicto  han optado por "interpretar" el reglamento de la forma más favorable "a la participación". 
Francisco Risueño, el compromisario autor de la enmienda antiCospedal en el cónclave nacional que apoya la candidatura de Medina, insiste en que "vamos a impugnar la candidatura y no vamos a aceptar ni lentejas ni caviar". Él y su equipo interpretan que el comité organizador han dado de nuevo luz verde a su candidatura para intentar sellar la paz y ahogar sus intenciones de invalidar la candidatura de Cospedal. "Ella estaba en el Líbano, ha vulnerado las normas de actuación. No lo aceptamos. Van pucherazo tras pucherazo", insiste. 
A pesar de que la corriente antiCospedal consiguió en el cónclave nacional que su enmienda fuera tumbada por solo 25 votos, que la candidatura de Medina llegue viva al cónclave regional es muy difícil. Si la ministra de Defensa obtiene un respaldo superior al 50% o Medina no recibe el 10% de los votos de los afiliados, su candidatura no pasará de la primera vuelta. Es precisamente lo que ha ocurrido en Canarias, donde el candidato oficial, Asier Antona, se convirtió en el único aspirante a liderar el partido el jueves. 
El poder de Cospedal en Castilla-La Mancha es prácticamente incontestable y, a pesar de la respuesta interna que ha sufrido por un sector que pedía que no alternase el Consejo de Ministros con un despacho en Génova y otro en Toledo, hasta los seguidores de la corriente díscola son conscientes de que es prácticamente imposible ganarle la batalla. Génova, de momento, no se pronuncia al respecto.