El ministro de Energía, Álvaro Nadal.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal. Efe

España SUELDOS DE ALTOS CARGOS EN 2016

Cuando ascender a ministro te cuesta mil euros al mes

Álvaro Nadal pierde 20.000 euros al año al dejar la Oficina Económica de Moncloa y sentarse en el Consejo de Ministros.

Álvaro Nadal acaparó todas las portadas cuando Mariano Rajoy le confió las competencias de Energía, Turismo y Agenda Digital de su nuevo Ejecutivo en noviembre. El ascenso, sin embargo, no supone un aumento proporcional de su sueldo. El ministro, que en su anterior trabajo como director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno cobraba 99.000 euros al año, aceptó formar parte del Consejo de Ministros con una pérdida en sus ingresos de más de 20.000 euros anuales. El puesto vacante, sin embargo, lo ha ocupado su cuñada Eva Valle, casada con su hermano Alberto, que a su vez es secretario de Estado de Presupuestos. Para este puesto, el Estado abonó 114.000 euros en 2016.
Los sueldos de los miembros del Consejo de Ministros y su equipo más cercano, actualizados en el portal de Transparencia del Gobierno a fecha del 15 de febrero, revelan que el caso del ministro Nadal se asemeja al del ministro de Exteriores. Como embajador permanente de España en la Unión Europea, Alfonso Dastis se embolsaba un sueldo que superaba los 100.000 euros anuales y no pagaba los gastos de alojamiento, que también corrían a cuenta de la Administración.
En 2016, el sueldo de ministro osciló entre los 71.000 euros que ganó Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, y los casi 80.000 que cobró la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. La cantidad que el Estado embolsará al actual ministro de Exteriores oscilará entre esa horquilla. En el portal de transparencia, el sueldo del máximo representante de Exteriores es el único que no se ha hecho público.
En el caso del presidente del Gobierno y todos los ministros se da la incongruencia de que ellos mismos ganan menos que sus subalternos. Por ejemplo, el sueldo (81.744 euros) de Mariano Rajoy es inferior al de su jefe de gabinete, Jorge Moragas, que ganó el año pasado 119.622 euros, 37.800 euros más que su jefe. De las nueve personas que conforman el equipo más cercano al presidente, tres de ellas son más de cienmileuristas, además de Moragas. Andrés Costilludo, director del departamento de protocolo, cobró 101.776 euros el año pasado; la secretaria general, Rosario Pablos, 109.997 y Alfonso de Senosilla, director adjunto del gabinete de la presidencia del Gobierno, 108.316 euros. 
Lo mismo le ocurre a la vicepresidenta del Gobierno, que tiene un salario anual de 79.734 euros, por debajo del  que perciben sus dos secretarios de Estado, Carmen Martínez de Castro (Comunicación) y José Luis Ayllón (Relaciones con las Cortes), que ganaron cada uno 116.136 euros en 2016. La jefa de gabinete de Santamaría, María González Pico, se embolsó 110.216 euros.

Cospedal: 12.000 euros por dos meses de trabajo

Rafael Catalá, ministro de Justicia, se embolsó 75.917 euros, según la misma fuente. Como en otros departamentos, el sueldo de su secretario de Estado es mucho más elevado que el suyo: 116.010 euros en 2016. Pedro Morenés, ministro de Defensa hasta el 3 de noviembre, se embolsó del erario público 58.640 euros. Los dos últimos meses del año los cobró su sucesora, María Dolores de Cospedal, que se hizo con 12.030 euros por sesenta días de trabajo.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ganó el ejercicio pasado 80.260,79, 5.000 euros más que su homólogo en Economía, Luis de Guindos, cuyo salario ascendió a 75.045 euros. En el ministerio del Interior se pagó a Jorge Fernández Díaz 58.640 euros por los servicios prestados hasta que fue cesado a principios de noviembre. Desde entonces y hasta final de año, su sucesor, Juan Ignacio Zoido, se embolsó 12.580 euros. 

El premio de Ana Pastor

Dos de los ministros peor pagados son mujeres. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ganó 72.122 euros e Isabel García Tejerina, la responsable de Agricultura, se hizo con 71.458 euros durante el ejercicio 2016. Mención especial merece la exministra de Fomento, Ana Pastor, que se embolsó 46.140 euros desde el 1 de enero hasta el 19 de julio, el día que cesó de su cargo para ocupar la Presidencia del Congreso. Un puesto,ser la tercera institución del Estado, por el que gana 13.700 euros mensuales y dispone, si quisiera, de una vivienda oficial para residir. Su sucesor en el ministerio, Íñigo de la Serna, ganó 11.031 euros desde el 4 de noviembre, el día que tomó posesión de su nuevo cargo y dejó la Alcaldía de Santander.