Carmena votó el lunes por la mañana en Cibeles.

Carmena votó el lunes por la mañana en Cibeles. Ahora Madrid

España 'Referéndum'

¿Por qué hay urnas en Madrid? Las consultas ciudadanas de Carmena en 8 preguntas

Claves y respuestas a las dudas más frecuentes acerca de las urnas disponibles hasta el próximo domingo.

Noticias relacionadas

Manuela Carmena llegó al Ayuntamiento acompañada por su concejal de Participación, Pablo Soto. Lluvia y chubasquero. "Es todo un hito", inauguró las urnas la alcaldesa. El concejal, con ojeras, bromeó: "Dicen las malas lenguas que es por la paternidad, pero tengo la ilusión de la noche de reyes".

Comienza Decide Madrid

En Madrid ya se puede votar, desde este lunes y hasta el 19 de febrero. "Estamos haciendo Historia", repitió la alcaldesa en la bóveda acristalada de Cibeles, tal y como ha venido haciendo durante los días de campaña. En el seno del Gobierno de Ahora Madrid se concibe esta primera hornada de 'referéndum' como una de las acciones municipales de más calado. "Es verdad, estamos haciendo Historia, pero los madrileños no lo saben", dice una voluntaria en respuesta a Carmena. ¿Qué se vota? ¿Cómo se vota? ¿Qué efecto tienen las votaciones? ¿Cuáles son los requisitos? ¿Qué ha cambiado?

1. ¿Qué se vota?

A grandes rasgos, los madrileños pueden "decidir" en torno a cuatro puntos. El primero, la posibilidad de implantar un billete único para el transporte público en la capital. Es decir, combinar un tren de cercanías, un metro y un autobús sin necesidad de pasar tres veces por la máquina, algo sólo posible ahora para quienes disponen de abonos mensuales.

La segunda consulta, la menos tangible, la más abstracta, es la referente a "Madrid 100% sostenible". Si la respuesta de los votantes es afirmativa, el Ayuntamiento se comprometerá a firmar un manifiesto e implantar políticas guiadas por las energías renovables, la eficiencia, los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

Las dos más gruesas tienen que ver con la remodelación de la Plaza de España (el votante puede elegir entre dos 'dibujos') y la peatonalización de la Gran Vía. Además de las cuatro grandes cuestiones, cada distrito disfruta de cuestiones particulares, como decidir el nombre de centros culturales, por ejemplo.

2. ¿Quién vota?

Tienen derecho a voto los empadronados en la capital mayores de 16 años, 2,7 millones de personas. Todos ellos recibieron por correo postal las papeletas el mes pasado. Con la posibilidad de reenviar el voto por franqueo. Cerrada esta primera fase han votado, según el Consistorio, casi 150.000 personas.

3. ¿Dónde se vota?

Además del voto postal, Manuela Carmena ha instalado urnas en todos los distritos de Madrid. "Sí, sí, como en las elecciones", dice una voluntaria. Entre este lunes y el viernes hay disponibles 60 mesas de votación. El fin de semana sumarán 80.

Entre semana, los sitios habituales serán centros sociales y municipales, pero el sábado y el domingo las urnas saldrán a la calle y podrán verse en la Puerta del Sol, la Plaza de las Cortes, los aledaños de Atocha... El Consistorio ha elaborado un mapa que sitúa todos los puntos de votación, que también recoge su horario.

4. ¿Son vinculantes?

Esta pregunta ha suscitado una de las mayores polémicas de la campaña. "Madrid 100% sostenible" no obligará al Ayuntamiento, en caso de aprobarse, a una política concreta. En el caso del billete único de transporte, más de lo mismo. Si los madrileños dicen "sí", Carmena mantendrá esta postura en el Consorcio regional, que es quien tiene la competencia en este punto.

Con los distritos el Ayuntamiento es explícito y reconoce que los ciudadanos votarán acerca de cuestiones simbólicas, que no podrán llevarse a cabo. Es el caso de San Blas o Barajas, donde los vecinos deben dictar qué actuaciones serán prioritarias. Muchas de las ofrecidas van acompañadas de una coletilla: "No es competencia".

5. ¿Quién custodia las mesas?

Voluntarios, sólo voluntarios. Casi 1.000, se desprende de los datos barajados por el Ayuntamiento. El Consistorio dispone de una base de habituales, inscritos en un portal municipal, colaboradores de forma asidua en otras actividades. Pero esta vez abrió un periodo de inscripción para engrosar la cifra.

Según cuenta a este periódico una voluntaria del distrito Centro, se colocan dos personas por mesa. Disponen de una tableta que contiene un censo de la ciudad, mediante el cual evitan los votos duplicados. ¿El presidente? "A cara o cruz, de verdad". Ninguna de estas personas cobra por su trabajo.

6. ¿Cuándo se conocerán los resultados?

Manuela Carmena hará una fiesta del escrutinio. El domingo será el último día para votar. El resultado definitivo se conocerá el martes, pero el lunes, en un acto público, se extraerán las papeletas de los sobres en una de las naves de Matadero.

7. ¿Cuánto cuesta?

El coste definitivo no se conocerá hasta después del recuento, ya que jugará un papel importante el voto por correo. Al ser franqueado, el Ayuntamiento pagará en función del número de madrileños que hayan ejercido este derecho.

El ensobrado y las papeletas asciende a 180.000 euros. También se han comprado urnas y banderolas reutilizables -de cara a próximas consultas- por un valor de 17.000. A esto habrá que sumar el precio de las tabletas compradas y la campaña de publicidad, todavía sin concretar. La concejalía de Participación ha prometido desgranar los costes una vez termine el proceso.

8. ¿Qué dice la oposición?

El PSOE ve con buenos ojos las consultas ciudadanas enarboladas por Carmena. Ciudadanos ha criticado que se puedan votar cuestiones "no vinculantes" porque "es tirar tiempo y dinero". El PP, por su parte, ha criticado que los 'referéndum' municipales "son una excusa para crear una base de datos ideológica".