Bebidas azucaradas.

Bebidas azucaradas.

España

Cataluña activará el 1 de julio el sistema para recaudar todos los impuestos

El programa empezará a cobrar el impuesto de las bebidas azucaradas y le seguirán otras tasas, incluso las que se pagan al Estado.

E. E. | AGENCIAS

La Generalitat activará el 1 de julio el sistema informático que le permitirá recaudar todos los impuestos que pagan los catalanes y, eventualmente, los que ahora están en manos del Estado.

Así lo ha avanzado el secretario de Hacienda del Govern, Lluís Salvadó, en declaraciones a Rac1, donde ha explicado que tras 16 meses de preparación, este programa, denominado Espriu, se pondrá en marcha para gestionar el impuesto que grava las bebidas con exceso de azúcar, incluido en los presupuestos de este año.

Salvadó ha añadido que a este impuesto le seguirán la tasa turística, la nueva versión del impuesto a las grandes superficies, el de activos no productivos y el que gravará a los vehículos contaminantes. Ninguno de estos nuevos impuestos ha sido aún discutido ni aprobado por el Parlamento catalán. 

"Por primera vez pondremos en producción el Espriu con el impuesto de las bebidas azucaradas, que se aplica sobre un censo de contribuyentes de 400 empresas distribuidoras de bebidas. Posteriormente, pondremos en producción otros impuestos", ha asegurado Salvadó.

El secretario de Hacienda ha explicado que, a diferencia del sistema anterior, el Gaudí, el nuevo sistema, desarrollado por IBM y T-Systems, está "diseñado para impuestos periódicos, de grandes censos de contribuyentes y, en definitiva, para recaudar cualquier tipo de impuesto".

Por otra parte, Salvadó ha insistido en que la Generalitat está recopilando una base de datos fiscales "con decenas de fuentes de información, pero siempre a partir de los tributos que ya gestionan y están amparados por la ley".

En este sentido, Salvadó ha asegurado que ayer encargó una nueva auditoría a la Agencia de Protección de Datos de Cataluña para constatar que toda la información fiscal que tiene el Govern está "habilitada" para tenerla. Cataluña, como todas las demás comunidades autónomas, recaudan sus impuestos propios.

Salvadó ha asegurado que, a la hora de la verdad, si la Generalitat quisiera recaudar el IRPF, el IVA, el Impuesto de Sociedades y los especiales no necesitaría la base de datos española, sino que tendría suficiente con que las empresas paguen las cotizaciones de los trabajadores.

"Será una base de datos que se construirá a partir de las declaraciones que harán las empresas que, en definitiva, son las que pagan los grandes impuestos que ahora recauda el Estado. No necesitaremos una base de datos específica", ha afirmado.

No obstante, el dirigente de ERC ha asegurado que para que las empresas dieran el paso de pagar a la Hacienda catalana, el sí en el referéndum debería ganar por goleada.