Urkullu, este jueves en el primer pleno del año en el Parlamento vasco

Urkullu, este jueves en el primer pleno del año en el Parlamento vasco Adrián Ruiz del Hierro Efe

España

PNV y PSE soslayan el “suelo ético” para incorporar a EH Bildu a la ponencia post-ETA

El Parlamento activa el foro bloqueado durante cinco años al que no acudirá el PP y da luz verde también al grupo de trabajo sobre el nuevo estatus.

El Parlamento Vasco ha dado luz verde este jueves a la creación de una ponencia de continuidad de la de Paz y Convivencia, bloqueada durante legislaturas anteriores, que cambia ligeramente de nombre pero que tiene como objetivos contribuir a la normalización del País Vasco en la etapa abierta tras el cese definitivo de ETA.


Su misión es la búsqueda de “amplios consensos” en torno a las cuestiones que planteen los grupos parlamentarios “en relación con la memoria, la convivencia , las víctimas, la deslegitimación del terrorismo y la violencia, la política penitenciaria, la libertad , la paz y los derechos humanos”.


Un amplio enunciado de fines que contenta a EH Bildu , que quiere poner encima de la mesa la situación de los presos de ETA, pero que por ese y otros motivos no suscita el apoyo del PP, receloso de que se aproveche el foro para criticar la política penitenciaria y presionar al Gobierno de Mariano Rajoy en vez de para deslegitimar al terrorismo y exigir su condena a quien le ofreció respaldo social.


El acuerdo, propuesto por los socios del Gobierno vasco, PNV y PSE-EE, ha sido respaldado por una amplia mayoría parlamentaria (66 de 75 votos) al contar con el apoyo de EH Bildu y Podemos. Sólo el PP se ha opuesto a la reedición de la ponencia, llamada ahora de Memoria y Convivencia, por estimar que se ha pasado por alto la exigencia de un compromiso previo con el llamado “suelo mínimo ético” pactado en el Parlamento Vasco en julio de 2012.


Aquellas condiciones de participación, acordadas cuando la izquierda abertzale estaba ilegalizada, provocó la ruptura de Aralar y ha impedido a lo largo de estos años el funcionamiento del foro parlamentario. EH Bildu se ha negado a ratificar su contenido, mientras que PSE-EE, PP y UPyD –hoy sin representación parlamentaria- decidieron no acudir al mismo hasta que la coalición abertzale no asumiera sus principios de deslegitimación política de la violencia y reconocimiento de su injusticia y el daño causado. Sus portavoces resumían el emplazamiento en la síntesis de una frase: “el reconocimiento de que matar estuvo mal”.


El bloqueo de la ponencia se mantuvo y el foro, con la sola presencia de PNV y la coalición abertzale, permaneció inactivo. Hubo intentos fracasados de reactivación, entre ellos el encabezado por Arantza Quiroga, a quien le costó el puesto como presidenta del PP vasco por tratar de aligerar las exigencias terminológicas planteadas a EH Bildu.


EL PP DENUNCIA LA NUEVA FORMULACIÓN


¿Qué ha cambiado entre esta legislatura y la anterior? Fundamentalmente que ahora el PSE-EE en vez de estar en la oposición comparte gobierno con el PNV y ha sustituido su postura por otra más flexible para mirar “hacia adelante”.


Se lo ha echado en cara el actual presidente del PP, Alfonso Alonso -“la diferencia es que están ustedes [los socialistas] en el Gobierno”- y lo ha reconocido el portavoz de EH Bildu, Julen Arzuaga, que se ha congratulado de haber llegado a una “nueva formulación” que supera las posiciones mantenidas por el exparlamentario del PSE-EE Rodolfo Ares.


Los socialistas quieren continuar “avanzando” pero se reservan el derecho de abandonar la ponencia si EH Bildu persiste en un discurso que su portavoz, José Antonio Pastor, ha considerado en gran parte “preocupante” tras oír al parlamentario de la coalición abertzale.


Pastor ha subrayado que la memoria de las víctimas de ETA sin la deslegitimación de los victimarios constituiría un “fraude”.


Mientras, Arzuaga ha incidido en que nadie tiene el “monopolio” del sufrimiento, que ha habido pluralidad de violencias y de responsabilidades y que la memoria y la convivencia son conceptos “subjetivos” puesto que obedecen a las vivencias personales de cada uno. Por ello, su formación abogaba por el mantenimiento del vocablo paz en la ponencia, ya que considera que el proceso no ha culminado en el País Vasco al estar los presos de ETA y sus familiares sujetos a “expresiones de violencia”.


Para Pastor, en cambio, la paz ya ha llegado porque nadie mata al otro por “pensar diferente” y el problema reside en que el entorno de la izquierda abertale “quiere pasar pagina sin haberla leído entera”, es decir sin asumir su responsabilidad por el apoyo prestado a ETA.


Alfonso Alonso se ha apoyado en la figura de Gregorio Ordóñez, a quien el Parlamento le ha rendido este jueves homenaje en el aniversario de su muerte, para recordar que la banda le asesinó por “imponer” un determinado proyecto político, “ilegítimo” con muertes o sin ellas.


En este sentido ha abogado por un relato de “vencedores y vencidos” y ha considerado una “involución” que el Parlamento haya decidido obviar que EH Bildu se niega a condenar a ETA.


“Matar estuvo mal y los que mataban no tenían justificación”, ha expuesto Alonso, que ha recordado que las víctimas son iguales en su “sufrimiento” pero “diferentes” en el “significado político” que adquieren en función de la autoría del crimen.


Según su opinión, no se podrá deslegitimar el terrorismo ni acabar con los homenajes que se tributan a los miembros de ETA mientras “se ahorren presupuestos morales” a quienes estuvieron vinculados con la violencia.


EL DESEO DEL PNV DE “AVANZAR”


La réplica a Alonso se la ha dado el PNV. Su portavoz, Íñigo Iturrate, ha asegurado que los principios del “suelo ético” están recogidos implícitamente y que el PP exige un acuerdo previo al diálogo cuando el camino a recorrer ha de ser a la inversa, facilitar los contactos para alcanzar consensos.


Se ha preguntado qué sentido tiene vetar a EH Bildu en la ponencia cuando es un grupo legalmente constituido en la Cámara que participa en su trabajo diario y en todos los debates, incluido el del autogobierno, “ el marco jurídico donde articular la convivencia”, sin que nadie le exija para ello la aceptación de principios éticos.


Para avanzar, ha dicho Iturrate, no hay que enquistarse en “actitudes del pasado”, ni en “terminologías”, sino que la clave es admitir el debate de “todas las propuestas”.


EMOTIVO DISCURSO DE PILI ZABALA


La intervención más emotiva ha correspondido a Pili, Zabala, la hermana del presunto miembro de ETA asesinado y enterrado en cal viva por los Gal.
Al borde de las lágrimas la parlamentaria de Podemos ha ensalzado la figura de su hermano y recordado el impacto emocional que sufrió a su muerte cuando ella era una quinceañera. Después de “28 años sin hablar” ha puesto en valor el significado de la ponencia y la defensa de su grupo en favor de una “memoria inclusiva” que reconozca a todas las víctimas “sin excepciones”.


Su testimonio ha encontrado respuesta en Alfonso Alonso, con quien Zabala protagonizó un duro momento en la última campaña electoral porque la ley no reconoce su derecho a una indemnización como víctima.


“Pili, tu hermano fue víctima del terrorismo”, ha contestado raudo el presidente del PP, que se ha referido a que hubo gente que “justificó “ su muerte para insistir en la imperiosa exigencia de deslegitimación de la violencia.


Zabala ha abogado por la desclasificación de los documentos secretos que obran en distintas policías, incluida la Ertzaintza, y por que el foro parlamentario ayude al esclarecimiento de los crímenes sin resolver, tanto por parte de ETA como de los Gal.
Ha considerado además que “hay que pasar de las palabras a los hechos” para acabar con las “vulneraciones” de derechos humanos que sufren los presos y sus familias.
Una idea matizada por el PSE-EE, que ha defendido ofrecer vías para los presos que decidan romper con ETA y favorecer la reinserción de quienes salgan de la cárcel una vez que hayan cumplido condena.


COMBINAR LA LEY Y EL DERECHO A DECIDIR


Durante el primer pleno del Parlamento Vasco celebrado tras las vacaciones de Navidad se ha acordado también la constitución de otra ponencia que resultará clave a lo largo de la presente legislatura, la encargada de reformar el Estatuto de Gernika tras casi cuarenta años de vigencia.


PNV y PSE-EE han sacado adelante la creación del foro con la única ayuda de Podemos. EH Bildu se ha abstenido y el PP ha votado en contra, aunque ambos partidos participarán en sus trabajos.


El respeto al ordenamiento jurídico exigido por el PSE-EE a sus socios de gobierno ha alumbrado un texto que roza la cuadratura del círculo al tratar de combinar el encaje legal con el compromiso de plegarse a la “voluntad” de la ciudadanía vasca.


Una precisión que no ha sido suficiente para atraer a EH Bildu, partidaria de dejar claro que el texto articulado que reforme el Estatuto no tendrá más límite que la “decisión” del pueblo vasco.


El debate ha reproducido las diferencias entre los grupos políticos y mostrado el alineamiento de PNV, Podemos y EH Bildu en favor del ejercicio del derecho a decidir mediante la celebración de una consulta, contraria al marco jurídico actual, que ratifique el pacto de reforma que en su día alcance el Parlamento Vasco antes de su debate en las Cortes.


El PP ha justificado su rechazo por la “energía desperdiciada” en un debate que no considera prioritario para la sociedad vasca y ha advertido sobre los riesgos de abordar una cuestión de “imprevisibles consecuencias”. Dado que el resto de grupos está dispuesto a secundar el “guión” del PNV, ha llamado sin éxito a concretar en seis meses las propuestas de nuevo texto articulado.
La ponencia, por el contrario, no se plantea plazo alguno.