Pruebas del prototipo del COMFUT.

Pruebas del prototipo del COMFUT. Defensa

España

Todos los 'gadgets' del uniforme de combate que convertirán a los soldados españoles en 'Robocop'

El proyecto COMFUT -Combatiente del Futuro- se llama ahora SISCAP -Sistema de Combatiente a Pie- e integra la última tecnología al servicio del militar.

Se trata de un equipamiento militar que hasta ahora no se ha podido ver más que en películas o en relatos de ficción: la última tecnología al servicio del soldado, que detectará a sus enemigos con sensores térmicos y obtendrá información al instante sobre el escenario que se le dibuja ante sus ojos; protección completa e integral, pero también más ligera. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos del Ejército español para modernizar a sus tropas. Durante una década -y hasta 2010- se habló largo y tendido sobre el COMFUT (Combatiente del Futuro), pero, ¿qué ha sido de él?

La idea de este equipamiento surgió en los años 90 en el seno de la OTAN, y España se sumó a su desarrollo en los primeros compases del plan. Así, en 1999, se puso en marcha un proyecto de I+D al que se bautizó con el nombre de Sistema de Combatiente del Futuro, que implicó a las empresas EADS-CASA DS, Indra, Fedur, GMV, Amopack e Iturri. Todos los esfuerzos realizados en este sentido se pusieron al servicio de otros ocho países europeos que trabajaban en la misma línea en el marco de la Agencia Europea de Defensa.

Entre 2008 y 2010, los soldados de la Brigada de Infantería Ligera Paracaidista 'Almogávares VI' probaron los primeros prototipos del equipamiento. "Las innovaciones técnicas del sistema COMFUT incrementan la eficacia y protección del combatiente, mejoran sus capacidades de supervivencia, localización y detección -desgranaba Tierra, el boletín informativo del Ejército-. Esto se consigue mediante la integración de una serie de subsistemas que están interrelacionados y que le dan un valor añadido al producto final".

Los subsistemas del equipamiento

Las características del equipamiento del futuro se desglosan en función de las cualidades que potencian:

Arma: Al fusil HK-G36E se le añade un dispositivo de puntería y localización de objetivos, además de un sistema de comunicación con un ordenador de pequeñas dimensiones que el militar lleva en su mochila.

Eficacia de fuego: En el arma se incorpora un sistema que incluye cámara de fotos, vídeos, punteros láser, intensificador de imagen, cámara térmica, mira holográfica y un foco de luz blanca. 

Información y comunicación: El combatiente puede enviar mensajes de texto y gráficos, navegar con GPS, comunicarse con el pelotón y controlar su ordenador con la voz. También puede obtener información con mapas y fotos satélite a través de la pantalla de su PDA.

Sostenimiento: La mochila incorpora una bolsa de agua a la que el soldado accede a través de una boquilla sin emplear para ello las manos. También se incluye un botiquín corriente y uno para amenazas nucleares, biológicas y químicas, así como una navaja multiusos, barras de luz química, linterna, brújula y una pala de zapador.

Protección: Entre las principales características del nuevo traje destaca la reducción de firma térmica e infrarroja, que ayuda a ocultarse ante el enemigo.

Fuentes de alimentación: Las baterías de ion-litio tienen una duración estimada de unas ocho horas. Se pueden recargar en cualquier fuente de alimentación.

COMFUT-Future Soldier-Future Weapons 2011-Combatiente del Futuro

¿Qué ha sido del proyecto?

El equipamiento del futuro ha abandonado la nomenclatura de COMFUT para llamarse SISCAP [siglas de 'Sistema de Combatiente a Pie']: "Actualmente se encuentra en desarrollo el subsistema de información y comunicación", detallan fuentes de Defensa.

De acuerdo a estas explicaciones, el desarrollo de este subsistema forma parte del contrato que el Ejército ha firmado para la adquisición de los vehículos VCR 8x8, "de forma que el combatiente pueda actuar apoyado por el vehículo o de modo aislado".

Por otro lado, los subsistemas de eficacia de fuego, protección y fuentes de alimentación podrían concluir a lo largo de 2017 mediante un programa de I+D.

La fecha definitiva en la que el SISCAP estará disponible todavía es una incógnita:"Otros países, al igual que España, han orientado sus desarrollos del equipamiento del combatiente a alcanzar sistemas operativos a corto y medio plazo".

Prototipo del COMFUT.

Prototipo del COMFUT.