El portavoz del PDeCAT en el Congreso de los Diputados, Francesc Homs.

El portavoz del PDeCAT en el Congreso de los Diputados, Francesc Homs. Efe

España CRÓNICA GLOBAL

Homs dice que España busca "venganza" con la "caballería judicial"

El TS envía al banquillo al exconsejero el mismo día que JxS y la CUP aprueban una ley de desconexión.

El exconsejero de Presidencia de la Generalitat de Cataluña, Francesc Homs, defendió este jueves que, con su procesamiento por su papel en el 9-N, el “Estado español se coloca en un callejón sin salida. Con esta vía no convencerán a nadie”. Así, a juicio del diputado catalán, la “caballería judicial española quiere criminalizarnos y presentarnos como un delincuentes cuando solo hemos promovido la democracia”.

Homs, que tildó de “error gravísimo” la causa abierta por el Supremo, sentenció que lo que pretende España es “borrar lo que ocurrió el 9 de noviembre, pero es imposible”: “Con esto solo quieren vengarse”, afirmó. Asimismo, ha aducido que “como todo este procedimiento es más jurídico que político”, los “argumentos jurídicos” se los “guardará” para el día que se siente en el banquillo.

De este modo, Homs se suma a la lista de dirigentes políticos catalanes que pasarán por el banquillo con motivo del proceso de desconexión, como ya hizo recientemente la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; un proceso al que Junts pel Sí y la CUP sumaron este jueves un nuevo episodio al pactar la ley que contempla la creación de la "República catalana".

Se trata de un texto que, según el presidente del grupo parlamentario de JxS, Jordi Turull, estaría guardado bajo llave para evitar que el Tribunal Constitucional lo impugne. El objetivo de esta ley se expresa en el artículo 1 del texto: "Cataluña se constituye en una República de derecho, democrática y social".

Crece el 'no' a la independencia

La noticia del acuerdo entre JxS y la CUP para la elaboración del documento coincidió este jueves con la publicación del CIS catalán. De acuerdo al sondeo elaborado por Centro de Estudios de Opinión (CEO), el "no" a la independencia alcanza el 46'8% (1,7 puntos más que en noviembre) frente a un 45,3% partidarios del "sí" (0,4 puntos más que el mes pasado).

Este barómetro confirma además una tendencia a la baja de los catalanes que apoyan la independencia, pues en noviembre, el porcentaje del "no" alcanzaba un 45'1%, que ahora pasa a un 46'8%, mientras que el "sí" pasa de un 44'9% a un 45'3%. En octubre, el 42,4% estaban por el "no", mientras que el 47,7% eran partidarios del "sí".