Fuerzas de seguridad de Afganistán toman posición durante una operación contra los talibanes en Lashkar Gah

Fuerzas de seguridad de Afganistán toman posición durante una operación contra los talibanes en Lashkar Gah WATAN YAR EFE

España

Secuestrado un cooperante español de Cruz Roja en Afganistán

La Policía afgana confirma que el cooperante fue secuestrado el lunes en el norte del país.

La Policía afgana ha asegurado que el trabajador del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) secuestrado el lunes en el norte de Afganistán es español y que está en marcha una operación para tratar de liberarlo lo antes posible.

"El empleado de Cruz Roja secuestrado es español y fue capturado en la aldea de Hussain-Khil, en el distrito de Ali-Abad, en (la provincia de) Kunduz", afirmó a Efe el portavoz de la Policía de Kunduz, Mahfuzullah Akbari, quien agregó que todavía no han identificado a los captores.

La propia Cruz Roja ha confirmado que "varios miembros del personal estaban viajando en dos vehículos de Mazar-e-Sharif a Kunduz cuando hombres armados no identificados los detuvieron. Un colega de sexo masculino fue retenido, mientras que a los demás les permitieron seguir viaje." También ha comunicado que si familia ha sido informada.

El portavoz añadió que aunque "esta mañana las fuerzas de seguridad retomaron la operación de rescate en el área", desconocen a dónde se pueden haber llevado al cooperante.

"La finalidad y motivaciones del secuestro aún no están claras", concluyó Akbari.

Sayd Mahmoud Danish, portavoz del gobernador de Kunduz, dijo que la Cruz Roja no compartió con ellos la nacionalidad del secuestrado, pero que les informaron de que éste "era conocido entre sus amigos como Carlos".

La CICR confirmó el lunes que varios cooperantes de la organización fueron interceptados cuando viajaban en dos coches por la autopista que une las ciudades norteñas de Kunduz y Mazar-e-Sharif, pero que solo uno de ellos fue capturado.

El pasado febrero, cinco empleados afganos del Comité Internacional de la Cruz Roja fueron secuestrados en la provincia de Ghazni, en el sureste del país, y liberados poco tiempo después.

Los secuestros son comunes en Afganistán y los empleados de organizaciones humanitarias son a menudo objetivo de este tipo de acciones, en muchos ocasiones destinadas a obtener un rescate.

En uno de los últimos casos hechos público, hombres armados no identificados secuestraron el mes pasado a una trabajadora australiana de la ONG Agencia para la Coordinación de Órganos de Ayuda Afgana (ACBAR) en una zona de alta seguridad de Kabul.