Vista panorámica del pleno del Ayuntamiento de Madrid.

Vista panorámica del pleno del Ayuntamiento de Madrid. Efe

España Madrid

PP y C's rechazan "el sablazo fiscal" de Manuela Carmena en los presupuestos

Los dos partidos recriminan a la alcaldesa incrementar los gastos rascando los bolsillos de los madrileños.

Enmienda a la totalidad. PP y Ciudadanos dicen 'no' al proyecto de presupuestos de Manuela Carmena para 2017. Naranjas y azules se niegan a negociar unas cuentas que califican de "disparate" y "sablazo fiscal". "Pretenden incrementar los ingresos rascando el bolsillo de los madrileños", coinciden Esperanza Aguirre y Begoña Villacís. Ante la negativa de estas dos formaciones, el Gobierno municipal deberá hacer concesiones al PSOE, cuyo visto bueno ya es imprescindible para la alcaldesa. "Pediremos cambios seguro", dice un portavoz socialista.

En líneas generales, el presupuesto previsto por Carmena para 2017 proyecta un incremento del gasto total de un 10,19% respecto al año pasado. "¿Y esto cómo se paga?", preguntaban los portavoces de la oposición nada más conocerlos. Una vez han podido desgranarlos, insisten: "Sablazo fiscal". Según los cálculos de Ciudadanos, la suma de impuestos directos, indirectos, tasas y precios públicos aúna un aumento de 188 millones de euros teniendo en cuenta el presupuesto de 2016. De media, explica un concejal de Rivera a este periódico, "cada madrileño pagará 70 euros más que el año pasado". En total, añade, "son unos 1.500 por cada residente".

¿Qué pasa con el IBI?

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ha sido uno de los puntos que más ha escocido en los de Aguirre. Lo recaudado en base a esta tasa, argumentan, será de casi 90 millones más que en 2016, un incremento del 7%. "Este impuesto se ha multiplicado por tres en los últimos años", se queja Ciudadanos, que además apunta a un acuerdo del pleno, según el cual el Gobierno municipal debería bajar el IBI.

Y lo hizo. Fue por medio de una regularización catastral, una ponencia parcial de valores que sólo afecta a 22 de los 107 barrios madrileños. Una medida "fruto de la ideología", se quejaron en su día PP y Ciudadanos. "Esto redunda en una bajada del IBI de hasta el 40% para esas propiedades", anunciaban los de Carmena. Según los números consistoriales, uno de cada cuatro recibos se beneficia de esta modificación. Estas son las zonas que disfrutarán del cambio: Comillas, Opañel, San Isidro, Vista Alegre, Puerta Bonita, Buenavista y Abrantes en Carabanchel, Entrevías, San Diego, Palomeras Bajas, Palomeras Sureste, Portazgo y Numancia en Puente de Vallecas, Orcasitas, Orcasur, San Fermín, Almendrales, Moscardó, Zofío y Pradolongo en Usera, Santa Eugenia en Villa de Vallecas y San Cristobal en Villaverde.

Los presupuestos proyectados por Ahora Madrid también conciben 91 millones más de recaudación en concepto de plusvalía gracias al impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos Urbanos. "Otro sablazo, un 16,51% más que el año pasado", relatan en Ciudadanos.

Otras partidas criticadas

PP y Ciudadanos, además de en los impuestos, ponen el punto de mira en otras partidas. "En limpieza viaria sólo se ha aumentado un 3,48% el presupuesto", criticaba la portavoz de los naranjas en rueda de prensa.

La cuantía dedicada a Publicidad y Propaganda, reiteraba el PP, se ha aumentado en un 125,5% y el gasto en reuniones y conferencias se ha doblado respecto a 2016.

El "dedazo"

En su campaña electoral, Ahora Madrid criticó los nombramientos a dedo, los "dedazos". Tras un año de gobierno, PP y Ciudadanos echan en cara a Carmena haber incrementado la partida destinada al personal eventual en un 35%. "Con 40.000 funcionarios... Y crean otros 40 eventuales".

En los últimos meses, el Gobierno municipal anunció la creación de 21 puestos de asignación política, los conocidos como coordinadores de distrito. Ante las quejas de la oposición, los de Carmena reconocieron su carácter de "cargo de confianza".