Vendía productos por Instagram que luego no entregaba.

Vendía productos por Instagram que luego no entregaba.

Toledo CIBERDELINCUENCIA

Detenido a raíz de estafar por Instagram a un vecino de un pueblo de Toledo

El joven operaba desde su domicilio en Móstoles (Madrid) mediante la creación de un enlace de falsa venta de productos a través de redes sociales.

15 octubre, 2021 17:01

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 21 años de edad como presunto autor de al menos siete delitos de estafa a través de la red social Instagram por un valor de 3.500 euros en el último año.

El joven operaba desde su domicilio en Móstoles (Madrid) mediante la creación de un enlace de falsa venta de productos a través de redes sociales, donde recibía dinero por ropa, calzado, videojuegos o teléfonos que nunca llegaban a enviarse, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

El nuevo Equipo @ de la Guardia Civil de Quintanar de la Orden inició una investigación a raíz de una denuncia presentada por una persona que intentó comprar un teléfono móvil a través de un enlace en la red social Instagram, donde pagó el terminal mediante Bizum pero no recibió en ningún momento el producto.

El detenido habría creado un enlace en Instagram donde ofrecía ropa, calzado, videoconsolas y teléfonos móviles a precios muy asequibles, de modo que los interesados contactaban con esta persona y posteriormente le realizaban un pago mediante Bizum.

Además, el autor habría creado perfiles falsos de famosos, los cuales daban "me gusta" y realizaban comentarios positivos a los contenidos de la página de su perfil, con el fin de ganarse la confianza de los compradores.

Los agentes han explicado que, tras una investigación de varios meses, han conseguido detener a un joven de 21 años de nacionalidad marroquí, en su domicilio en la localidad madrileña de Móstoles, desde donde operaba y estafaba a personas de toda la geografía española, habiendo podido cometer unas cien estafas.



Los Equipo @ están encargados de reforzar la respuesta en materia de ciberdelincuencia, en particular ante estafas en la red, constituyendo el primer nivel de respuesta específica a la cibercriminalidad, apoyando a la Policía Judicial de la Guardia Civil mediante el análisis de los ciberdelitos y potenciando la interlocución de calidad con las víctimas.