Guadalajara "NO CREO EN CANDIDATURAS TUTELADAS"

Antonio Román ya tiene los avales y apunta a un frente común junto a Rosa Romero

10 septiembre, 2018 12:37

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, todavía no ha decidido si se presentará como candidato a presidir el Partido Popular de Castilla-La Mancha aunque, según una nota de prensa difundida por el Grupo Municipal Popular guadalajareño, ya tiene los avales "suficientes" que le permitirían dar el paso.

“Continúo en esta etapa de reflexión y anunciaré mi decisión entre el jueves y el viernes. Hasta el momento, estoy recibiendo un gran número de apoyos, aunque la recogida de avales la estoy realizando a nivel de Guadalajara, fundamentalmente. Lo que quiero es que, tras el Congreso, el partido permanezca unido y sea una alternativa real al gobierno actual de Castilla-La Mancha. Si no fuera así, daría un paso un lado”, ha manifestado.

Además, Antonio Román ha confirmado que está manteniendo conversaciones "con otros dirigentes regionales como Rosa Romero, alcaldes y presidentes de Juntas Locales y Provinciales del PP". Rosa Romero, vicepresidenta tercera del Congreso y ex alcaldesa de Ciudad Real, también está valorando estos días si postularse para suceder a María Dolores de Cospedal como presidenta del PP de Castilla-La Mancha, por lo que no habría que descartar ni mucho menos un frente común Román-Romero frente al candidato 'oficialista', Francisco Núñez

En ese sentido, Román ha añadido: "Queremos analizar qué es lo mejor que podemos ofrecer desde el Partido Popular a la región. Y no descarto que en los diálogos que estamos manteniendo pueda estar Paco Nuñez”. “No creo en las candidaturas tuteladas. No creo que cuatro personas, porque sean presidentes provinciales, deban decidir por todos los afiliados de Castilla-La Mancha. El PP ha dado un paso importante hace poco. Pablo Casado fue elegido cuando, en teoría, otras candidaturas tenían el apoyo del aparato. Con su elección se demostró que las voces de los afiliados a veces son diferentes a las de los responsables del partido", ha explicado.

“Creo que hay que sacar una alternativa confiada en la victoria y no un partido fraccionado. Eso va a pesar por encima de todo. No quiero que el PP de Castilla -La Mancha se sienta perjudicado por esta decisión. Soy una persona de principios fuertes y voy a defender que la política hay que hacerla desde los principios. Soy una persona que si está en política no es por un sueldo o puesto, sino para mejorar la sociedad a través de mis convicciones, que coinciden mayoritariamente con los principios del Partido Popular. Estos principios deben estar por encima de las ambiciones personales y de los puestos. Todo esto va a pesar en la decisión final: que el partido no salga herido, que se conserven los principios del Partido Popular en la región y que salgamos con una alternativa capaz de quitar al gobierno social-podemita de Castilla-La Mancha”, ha puntualizado Román.