Días después de salir a la luz los sueldos que percibieron los alcaldes de las ciudades y pueblos castellano-manchegos durante el 2020, este jueves se ha publicado la declaración anual de actividades, bienes y rentas de los diputados que componen el Parlamento autonómico, a excepción de los miembros del Gobierno regional, el presidente Emiliano García-Page y el vicepresidente José Luis Martínez Guijarro, cuya rendición de cuentas a la ciudadanía es independiente.

Según los datos que pueden consultarse íntegramente en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), el presidente de las Cortes autonómicas, el socialista Pablo Bellido, es el mejor pagado de entre todos los diputados. El ejercicio de sus funciones como máximo responsable del Parlamento castellano-manchego le reportó el pasado año 91.602 euros. Gracias a ese salario, ya que no reconoce otras actividades, el político guadalajareño ha conseguido un saldo medio de 204.085 euros en sus cuentas bancarias, 64.000 euros más que el declarado en el ejercicio anterior. Además, posee el 50 por ciento de un dúplex en Azuqueca de Henares (Guadalajara).

Pero hay otro parlamentario castellano-manchego incluso más acaudalado que Bellido. Se trata del presidente del Grupo Socialista, Fernando Mora, que declara un saldo medio de 280.869 euros en 2020, el más cuantioso de todas las Cortes. En un año, ha conseguido ahorrar 78.000 euros, mientras que su sueldo anual asciende a 72.822 euros. Figura también como titular al 50 por ciento de un piso en Toledo capital y de una vivienda en la localidad toledana de Nambroca, adquiridos en 1983 y 1990, respectivamente.

Los cuadros de Paco Núñez

El renovado líder del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, también preside el Grupo Popular en las Cortes regionales, por lo que en 2020 ha recibido 76.968 euros, aunque 4.160 euros corresponden a gastos de locomoción. El político de Almansa, donde tiene el 50 por ciento de una vivienda de Almansa adquirida en 2011 y de un terreno comprado en 2019, hace frente a un crédito hipotecario de 104.307 euros. El modesto saldo medio de sus cuentas bancarias es de 3.000 euros, cuando un ejercicio atrás declaraba 24.000 euros. Como dato curioso, Núñez declara ser copropietario al 50 por ciento de seis cuadros valorados en 8.300 euros.

Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, en las Cortes.

Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, en las Cortes. Óscar Huertas

La presidenta del Grupo Parlamentario Ciudadanos y primera dirigente del partido liberal en Castilla-La Mancha, la albaceteña Carmen Picazo, ingresó 72.808 euros de las Cortes de Castilla-La Mancha, a lo que hay que sumar 5.875 euros en locomoción. Además, durante 2020 ingresó 2.769 euros de su formación política y tiene el 50 por ciento de su vivienda habitual, adquirida en 2013 en Albacete, sobre la que pesa una hipoteca de casi 61.000 euros. Sorprendentemente, no informa sobre el saldo medio de sus cuentas bancarias

Vicepresidentas y portavoces

Asimismo, la vicepresidenta primera de las Cortes, Josefina Navarrete (PSOE) declara unos ingresos de 72.808 euros y la vicepresidenta segunda, Ana Guarinos (PP), de 76.188 euros, incluyendo 3.380 euros en locomoción.



Tanto la portavoz del grupo socialista, Ana Isabel Abengózar, como el portavoz del grupo Ciudadanos, David Muñoz, tuvieron en 2020 un sueldo de 72.808 euros. La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Lola Merino, reconoce unos ingresos de 77.140 euros y es una de las diputadas más pudientes de la Cámara, con casi 184.000 de saldo medio en sus cuentas bancarias.

Varios cargos, ¿varios sueldos?

Analizando las declaraciones de actividades, bienes y rentas de los diputados de Castilla-La Mancha llama la atención que algunos de ellos, pese a ser también alcaldes o concejales de sus respectivos municipios, solo cobran por su labor parlamentaria, mientras que otros, además, obtienen cuantiosos ingresos como representantes municipales.

Por ejemplo, la alcaldesa de Sigüenza, la socialista María Jesús Merino, no recibe ninguna contraprestación económica del consistorio seguntino y el toledano Emilio Bravo (PP) solo cobró 3.450 del Ayuntamiento de Mora, donde es alcalde. Sin embargo, Pablo Camacho (PSOE) tiene un sueldo de más de 58.000 euros como diputado regional y, además, en 2020 cobró 12.725 euros como edil del Ayuntamiento de Manzanares (Ciudad Real). Otro socialista, Julián Martínez, tuvo un salario de casi 48.000 euros en el Parlamento y a eso le sumó 7.785 euros como concejal Ayuntamiento de Hellín (Albacete).

El caso contrario lo protagoniza María Gema Guerrero, alcaldesa 'popular' de Villatobas (Toledo), que cobra del ayuntamiento 24.432 euros y de las Cortes únicamente la indemnización de 16.425 euros y 5.074 euros por asistencias, al margen de 1.050 por gastos de locomoción. Además, en 2020 ingresó 6.805 euros como procuradora en los tribunales y 4.676 euros por actividades agrícolas.

Actividades económicas

Se cuentan con los dedos de una mano los representantes del Parlamento castellano-manchego que, además de su labor como diputados, ejercen otras actividades económicas compatibles. Es el caso de Ángel Tomás Godoy, parlamentario socialista por Cuenca que en 2020 ingresó 2.976 euros gracias a su labor agrícola y otros 4.119 euros como productor de energía, además de 4.500 euros por el arrendamiento de bienes muebles, inmuebles y negocios. Su compañera de bancada, la también conquense Joaquina Sáiz, declara 1.724 euros por actividades agrícolas en tierras arrendadas.

Por su parte, el 'popular' Benjamín Prieto, presidente del PP de Cuenca, destaca como el diputado con más "tierras". Es poseedor de dos viviendas, un trastero, un garaje y cuatro fincas rústicas, aunque tiene al 50 % otros 12 terrenos más.