Region REUNIÓN TELEMÁTICA CON REPRESENTANTES DE ESTOS SCOLECTIVOS EN ALBACETE

Mensaje claro de Núñez a colegios concertados, centros especiales y padres de alumnos

11 diciembre, 2020 07:52

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha asegurado que “seguiremos dando la batalla para acabar con la Ley Celaá porque no está consensuada con la comunidad educativa, porque supone un claro ataque contra el derecho constitucional que tienen los padres a elegir cómo educar a sus hijos y porque ataca elementos fundamentales como el mérito, la calidad y el esfuerzo inherentes a la propia educación”.

Así lo ha señalado Paco Núñez durante la reunión telemática que ha mantenido esta tarde con representantes de colegios concertados, centros de educación especial, asociaciones de padres y madres, sindicatos docentes y plataformas educativas de la provincia de Albacete con el objetivo de escuchar sus reivindicaciones y sumar esfuerzos en la lucha contra la Ley Celaá.

En opinión del presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, “la Ley Celaá es una ley más política que educativa que sirve de contraprestación a otros acuerdos y eso nos perjudica a todos”.

Por este motivo, Paco Núñez ha recordado que el Partido Popular está trabajando sin descanso en Castila-La Mancha y a nivel nacional para que la Ley Celaá no entre en vigor porque “nuestra prioridad es defender la educación concertada, la pública y la educación especial, así como que se escuche al profesorado, a los padres y a todo aquel que tenga algo que decir en materia educativa”.

Por su parte, el presidente del Partido Popular de Albacete, Manuel Serrano, ha asegurado que “somos un equipo que escucha a la comunidad educativa en Albacete, Castilla-La Mancha y a nivel nacional para tomar buena nota de vuestras propuestas e inquietudes con el objetivo de mejorar juntos la educación de nuestros hijos”.

Manuel Serrano ha asegurado que “el Partido Popular apuesta por defender la libertad de las familias para elegir la educación de sus hijos y está en contra de una ley que supone un claro ataque contra los derechos básicos recogidos en la Constitución”, asegurando que “la Ley Celaá solo durará lo que aguante la izquierda en el Gobierno porque una de las primeras cosas que hará el Partido Popular cuando vuelva a gobernar será revertirla”.

La vocal del comité de dirección del Grupo Parlamentario Popular, Sandra Moneo, ha denunciado que “la Ley Celaá ha ignorado el Pacto Constitucional e intenta acabar con las libertades educativas”, asegurando que “la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos no es un privilegio, sino un derecho que se está vulnerando”.

Sandra Moneo ha señalado que “estamos ante la excepcional en la tramitación, ante la excepcionalidad porque supone la ruptura del pacto constitucional y ante una ley que obedece al pago que el gobierno del Partido Socialista hace a sus socios nacionalistas, independentistas y a su socio, Podemos, que representa la extrema izquierda”.

Moneo ha recordado que el Partido Popular ha anunciado un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley Celaá y que en próximas fechas el Grupo Parlamentario Popular presentará un proyecto de ley específico dedicado al profesorado: una ley de ordenación de la profesión docente que contemple el estatuto del docente y un sistema de selección de ámbito nacional, al considerar que “el profesor es un pilar fundamental donde se asienta la calidad del sistema educativo”.

La reunión telemática ha contado además con la presencia del portavoz de Educación y la portavoz de Formación Profesional del Grupo Parlamentario Popular, Óscar Clavell, y Beatriz Jiménez Linuesa, la diputada nacional Carmen Navarro y el senador Ramón Rodríguez, entre otros.