Region LA ESPERA NO SUPERARÁ LOS TRES MESES

La Junta prepara una medida para aliviar la espera de los menores en situación de dependencia

11 julio, 2018 19:12

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha anunciado que el Ejecutivo reducirá a la mitad el plazo de valoración de Dependencia de los niños menores de 6 años, con el objetivo de que la espera no supere los tres meses. De este modo, ha indicado que esta medida estará incluida en el nuevo decreto de Procedimiento de Dependencia, que, según ha anunciado, saldrá "próximamente" a información pública y previsiblemente será aprobado después del verano.

Además, ha señalado que el nuevo decreto incluirá el incremento de las prestaciones vinculadas para los grados 2 de Dependencia que deseen ingresar en una residencia. Sánchez también ha informado de que el Gobierno regional impulsará, por primera vez, un plan de formación para los cuidadores en el entorno familiar.

Por otra parte, la consejera ha adelantado que el Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en un nuevo contrato de Teleasistencia que ampliará como mínimo 10.000 terminales en los próximos cinco años y que supondrá sustituir el contrato firmado por el anterior Ejecutivo regional, que impide el incremento de terminales.

Sánchez ha señalado que, actualmente alrededor de 51.000 personas mayores de 60 años se benefician del Servicio de Teleasistencia, hasta llegar a los 41.000 hogares con esta prestación. "Además, aumentaremos la Teleasistencia Avanzada que incluye sensores de caída, de gas y de localización en caso de pérdida", ha afirmado la consejera.

Asimismo, ha confiado en que la ley del tercer sector social de Castilla-La Mancha pueda ser una realidad antes de que acabe este año y, en cualquier caso, ha subrayado que espera que pueda estar aprobada antes de que acabe la Legislatura.

Balance de sus políticas

Sánchez también ha hecho balance de algunas de las medidas puestas en marcha por el Departamento que dirige y, además de citar la elaboración del Plan de Infraestructuras Sociales 2018-2020 -dotado con 42 millones de euros-, ha subrayado la implantación de un plan contra la pobreza energética y de la estrategia contra la pobreza y la desigualdad social.

En cuanto al primero, la consejera de Bienestar Social ha destacado que Castilla-La Mancha fue la primera región de toda España que puso en marcha un plan de estas características que "después se ha ido generalizando" y del que se han beneficiado más de 50.000 personas en la región. 

Además, sobre la estrategia contra la pobreza y la desigualdad social ha subrayado que, aunque aún queda trabajo por hacer, ya se ha conseguido bajar los índices de pobreza severa y de riesgo de pobreza.

Sánchez, en el turno de preguntas, también ha hecho alusión a la apertura del Hospitalito del Rey en Toledo como residencia de mayores y ha aseverado que el Gobierno regional trabaja para que el inmueble "se reforme y sea el Hospitalito tal y como se dejó en 2011. A su parecer, se trata de "un edificio emblemático que tiene que tener un fin social y preferentemente para mayores del Casco de Toledo".