Motor

Golf GTI TCR y Leon Cupra R, dos interpretaciones del mismo concepto

8 marzo, 2020 00:10

En un entorno donde disfrutar de un coche deportivo parece que va a convertirse en sacrilegio, los modelos con carácter y pasionales siguen siendo el referente de esas gamas que luego abrazan la electrificación hasta sus últimas consecuencias, pues son la mejor demostración de hasta dónde puede llegar la tecnología disponible hoy en día para conseguir el máximo disfrute al volante.

Con esa premisa, dentro del Grupo Volkswagen hay dos productos que destacan sobre el resto (con permiso del Audi RS3 que juega en otra liga claro), y son el Volkswagen Golf GTI TCR y el Seat León Cupra R. Son la máxima expresión del compacto deportivo interpretadas desde dos puntos de vista diferentes, uno más purista y elegante y el otro más racing y pasional. Con el Golf podrás acudir al restaurante de moda de tu ciudad y quedar como un tío con clase, mientras que con el Cupra no desentonarás en ningún circuito.

 

Ambos comparten el omnipresente motor de 4 cilindros y 2 litros del Grupo VAG, una mecánica que llevada a su máximo potencial ofrece en estos coches 290 y 310CV respectivamente y se reafirma como una de las mejores creaciones de la industria por su equilibrio entre eficiencia y potencia, ya que puede llevarse como un tranquilo compacto siempre lleno de fuerza o como un rabioso deportivo de conducción excitante. Combinado con la siempre placentera transmisión DSG el conjunto es un dechado de virtudes tanto en el uso diario como en las salidas de fin de semana más “quemadas”.

El Golf GTI TCR que hemos probado es la edición de despedida de la VII generación del compacto rey, un homenaje a los modelos de competición de Volkswagen que consigue que olvidemos la versión R (con sólo 10CV más y tracción 4Motion) por su perfecto equilibrio. Al tratarse de una edición especial con detalles específicos que sin embargo sigue pareciendo un GTI se trata de un futuro clásico. Sus llantas de 18” acogen unos frenos brembo específicos, y lleva un autoblocante mecánico que marca la diferencia en agilidad y capacidad de tracción junto a su suspensión adaptativa.

 

Del escape emana un precioso ronroneo que redondea el conjunto, y esta edición especial del GTI por excelencia de Volkswagen ha estado disponible tanto en 3 como en 5 puertas, último Golf en ofrecer tal opción, con lo que su exclusividad subirá muchos enteros en el futuro. Sobre todo, si pensamos que de este “ejemplar” solo se han comercializado en nuestro país 290 unidades. Su precio, de 43.600 euros, está a la altura de todo ello.

Espíritu rebelde

El Seat León Cupra R también ha sido algo así como una edición de despedida, pues la independencia de Cupra como marca deportiva de Seat hace que las próximas generaciones del modelo compacto sean más diferenciadas, aunque el nuevo Cupra León tiene mucho en común con su hermano generalista. Cupra, acrónimo de Cup-Racing, es la enseña deportiva desde 1996, y como colofón a esas siglas antes de su “emancipación” sacaron al mercado la máxima expresión del compacto español. Un coche que con su carrocería familiar y la especial puesta a punto de los ingenieros se ha convertido en un deportivo prácticamente perfecto. Rápido, ágil, divertido, práctico y asequible.

 

A nuestro país sólo llegaron 300 unidades de este modelo, 120 de las cuales están pintadas en el precioso gris blackness de nuestra unidad de pruebas. La exclusividad y el alto equipamiento que trae de serie, en el que no faltan toda la batería de ayudas a la conducción del Grupo Volkswagen, hacen que su precio de salida fuera ciertamente alto, 53.495 euros, pero con la oferta de lanzamiento y financiación se podían ahorrar casi 7.000 euros.

El León Cupra R tiene infinidad de detalles en el color cobre con el que se identifica la marca y multitud de elementos vienen en fibra de carbono, desde alerones y faldones a embellecedores internos. Pero todo ello no se queda en meros artificios estéticos, este modelo tiene el que probablemente es el chasis más afinado de su categoría gracias a las vías ensanchadas en casi 2cm y a la amortiguación adaptativa DCC. Los modos de conducción: Confort, Sport, Cupra e Individual, hacen que encontrar el ajuste que más se adapte a cada carretera sea un juego de niños, y los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 con los que viene de serie permiten incluso incursiones en circuito con plenas garantías.

 

La tracción total 4Drive, el súper motor que es el 2.0TFSI en versión de 310CV y el fenomenal cambio DSG de 7 velocidades hacen el resto para que este Seat pulverice todos los records de prestaciones. Acelera de 0 a 100km/h holgadamente por debajo de los 5 segundos y cubre los primeros 1000m en menos de 24 segundos, realizando la maniobra de adelantamiento típica (80-120Kmh) en apenas 3 segundos, una recuperación de infarto gracias a la poderosa parte media de la mecánica.  Y ello con consumos medios que se pueden dejar por debajo de 9 litros sin esfuerzo. Sin duda un conjunto difícil de igualar.