Empresas REUNIÓN DE PAGE CON LOS AGENTES SOCIALES

Castilla-La Mancha ya ha gastado casi 230 millones de euros en ayudas covid para empresas

3 febrero, 2021 15:08

La consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha avanzado que el paquete de ayudas diseñado desde su departamento por valor de 230 millones de euros para atajar la crisis económica de las empresas regionales ante la crisis sanitaria están ya ejecutadas al 95%, a pesar de que se programaron con un horizonte temporal hasta 2022.

Así lo ha puesto de manifiesto durante una rueda de prensa posterior a la reunión mantenida por el presidente regional, Emiliano García-Page, con los líderes de CCOO, UGT y Cecam en la Comunidad Autónoma, Paco de la Rosa, Amparo Burgueño y Ángel Nicolás, respectivamente, donde ha querido dar las gracias a los interlocutores de los agentes sociales por el diálogo mantenido desde que arrancó la pandemia.

"Hemos trabajado de la mano contra un enemigo común. Hemos puesto medidas y pronto podremos hacer un balance exhaustivo para ver su resultado", ha indicado Franco. "Ha sido la mejor manera de responder", con "medidas, presupuesto, acuerdo y diálogo", tal y como ha celebrado.

Ahora, se ha mostrado confiada en que la región será "capaz de resistir los envites del coronavirus", añadiendo que es el territorio que "mejor está respondiendo" a nivel de políticas laborales y económicas.

Así, con datos recientes, ha apuntado que la región es la autonomía donde menos empresas han desaparecido; con mejores cifras en el sector del turismo; o con resistencia mayor en el capítulo de comercio minorista que con respecto a la media española.

Ha repasado algunas medidas como el cheque COVID; o próximas iniciativas como la protección de empleados en ERTE que acaben perdiendo el empleo o el blindaje del diálogo social a futuro "gobierne quien gobierne".

En concreto, ha avanzado que "en los próximos meses" se institucionalizará "la casa del diálogo social" de la Comunidad Autónoma, que permitirá "fortalecer y cohesionar el dialogo social para que, gobierne quien gobierne, no se dé un paso atrás" en este ámbito.

Niega que se culpe a la hostelería

En una jornada en la que se están llevando a cabo diversas manifestaciones del sector hostelero a lo largo de la región, Patricia Franco ha negado la premisa de que el Gobierno autonómico esté culpando al sector hostelero de la incidencia del virus.

Así, ha asegurado que este sector es "tan víctima como la propia sociedad" y ha hablado de otros sectores "más silenciosos" como la cultura, el entretenimiento o el deporte.

"Mando un mensaje de apoyo a todo el sector, de empatía con lo que están pasando, pero esto no es ajeno a lo que ocurre en otros colectivos", ha abundado.

CCOO y UGT

De su lado, el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa, ha agradecido "el talante" que muestra siempre el Gobierno de Castilla-La Mancha en lo que se refiere al diálogo social y a la búsqueda de la complicidad con el conjunto de la sociedad para gestionar la peor situación de la historia de la democracia.

Asimismo, ha querido dejar claro que CCOO se ha comprometido hoy con el Gobierno para la gestión de la pandemia y ha asegurado que todo lo que se está haciendo en materia restrictiva es necesario. "Evitar la movilidad está evitando contagios y muertos", ha dicho De la Rosa, pero "jamás hay que anteponer la salud de las personas frente a criterios de economía".

"Hoy lo que toca es intentar parar la pandemia", ha reconocido el líder sindical, quien por otro lado ha afirmado que la recuperación económica se tiene que hacer diseñada desde el diálogo social y pensando que "de esto tenemos que salir juntos".

"Tan importante es decir que hay que ayudar a los trabajadores y rescatar a las familias que lo están pasando mal", pero los sindicatos también tienen que decir "con el mismo empeño" que también las políticas públicas tienen que servir para rescatar a las empresas que peor lo están pasando. "No es incompatible, rescatar a unos no debe significar condenar a los otros".

La presidenta de la Gestora de UGT Castilla-La Mancha, Amparo Burgueño, ha advertido que la línea roja en esta pandemia es la dignidad de las personas. "No podemos combatir el virus sin olvidarnos de que hay gente que no va a poder pagar el alquiler".

Sobre la vacunación, la representante de UGT ha explicado que el sindicato no se va a atrever a indicar qué colectivo tiene que ser el siguiente en vacunar, pero sí va a recordar "quién no debe de estar en la lista todavía".

Asimismo, ha manifestado que las medidas deben ir destinadas a la salud basadas en criterios científicos y sanitarios pero "sobre todo que no afecte a la dignidad de las personas".

CECAM

Por su parte, el presidente de la Confederación Empresaria de Castilla-La Mancha (Cecam) ha agradecido al Gobierno socialista que desde el primer día que tomó posesión ha impulsado el "diálogo social", al tiempo que ha agradecido la trayectoria de Paco de la Rosa a la hora de hablar de "problemas comunes". "Nadie se nos puede quedar atrás", ha apuntado.

Tras pedir a trabajadores y empresarios apoyarse "unos a otros", ha reconocido que si se apoya a la empresa se mantiene el empleo. Ha indicado que la patronal ha sido exigente a la hora de pedir medidas que palíen la situación dramática de empresarios y trabajadores. "Todo lo que hemos conseguido lo hemos hecho sin gritar ni insultar a nadie, sino negociando tranquila y serenamente", ha comentado.

Ha admitido que Castilla-La Mancha tiene un presupuesto para estas ayudas que comunidades que quintuplican su presupuesto, algo que se ha conseguido, ha continuado, sentados en una mesa y negociando "hasta la extenuación", pero siempre "sabiendo lo que hay" porque "España tampoco es un país tan rico" como Alemania.

"Nuestra prioridad está defender siempre al más débil y en nuestro eslabón empresarial el más débil es el empresario autónomo y el pyme", ha explicado el presidente de la patronal.