Pipi Estrada en El Chiringuito. Foto: Twitter. (@elchiringuitotv)

Pipi Estrada en El Chiringuito. Foto: Twitter. (@elchiringuitotv)

Tertulias EL CHIRINGUITO

La loca teoría de Pipi Estrada: Keylor está decepcionado con el Madrid

La portería del Real Madrid ha quedado blindada y se postula como la mejor del planeta. Dos de los mejores cinco porteros del mundo juegan en el Santiago Bernabéu. El mejor portero del Mundial de Rusia y el guardameta con el que consiguieron las últimas tres Champions League. Ninguno tiene el puesto asegurado, ya que Keylor Navas disputó los dos primeros partidos de La Liga, mientras que Courtois fue titular frente al Leganés y se postula para repetir en San Mamés

Pese a la buena relación que mantienen ambos porteros, que ya manifestó el belga al acabar la tercera jornada, un tertuliano de El Chiringuito piensa que las cosas no están tan bien como se puede apreciar. Pipi Estrada afirmó que "Keylor Navas está decepcionado con el Real Madrid", algo que no se entiende, ya que el costarricense ha sido titular en tres de los cuatro partidos oficiales disputados hasta ahora. 

Pipi no se detenía en esa afirmación, ya que se atrevió a confirmar que "Keylor cree que con Zidane seguiría siendo titular", ya que con el técnico francés fue un fijo en la portería desde su llegada. Pero la llegada de Courtois ha creado una competencia extrema por un puesto, pero como ya afirmó el belga sobre su relación con Keylor: "Nos llevamos muy bien, la prensa se inventa las cosas para crear confusión".

Courtois y Keylor

Courtois y Keylor Reuters

San Mamés y la Champions, claves para la decisión final

Tras un periodo de adaptación al Real Madrid y más de un mes sin jugar, no lo hacía desde el 14 de julio contra Inglaterra, Courtois ha vuelto a la portería y ha jugado tres partidos seguidos en solo diez días. No está nada mal el balance de todos esos encuentros, puesto que solo ha encajado un gol. El técnico vasco parece que va a dar continuidad al belga y tiene más opciones de estar bajo los palos los próximos partidos.