Fútbol

Zidane se reivindica con cinco grandes aciertos

La figura de Zidane sale muy reforzada de la eliminatoria contra el PSG. El técnico francés, que durante semanas estuvo en el punto de mira, dio toda una lección tanto en la ida como en la vuelta y aupó a su equipo hacia la victoria. Emery no pudo contrarrestar los movimientos del entrenador merengue.

8 marzo, 2018 12:54

Noticias relacionadas

LA APUESTA POR LUCAS Y ASENSIO

Tanto Lucas como Asensio se estaban ganando por méritos propios una oportunidad de tal magnitud y Zidane ha demostrado que los nombres no le importan. La apuesta le funcionó a las mil maravillas. La meritocracia blanca se ha reflejado en todo su esplendor tanto en el gallego como en el mallorquín. Un mensaje claro al resto del vestuario: con trabajo, llegarán las oportunidades.

RECUPERA AL MEJOR CRISTIANO

Tras un duro inicio de temporada, Cristiano está arrasando por cada campo que pasa y así lo demuestran los tres goles que metió al PSG en la eliminatoria. Una vez alcanzado un punto tan álgido, Zidane ha manejado muy bien los tiempos y le ha dado descanso para mantenerle fresco.

CONFIANZA PARA KOVACIC

La vuelta de su lesión de Kovacic fue muy dura para él. El joven croata parecía haber tocado fondo pero las bajas de Kroos y Modric le dieron repentinamente una gran oportunidad que Zidane le concedió. Ha respondido con creces y es una gran noticia para el madridismo el haber recuperado al centrocampista llamado a relevar en un futuro a Modric.

GANÓ LA BATALLA A EMERY

Si Zidane sale reforzado de la eliminatoria, Emery sale muy tocado. El técnico del Real Madrid le barrió en todos los aspectos. Supo manejar los tiempos de la eliminatoria, acertó con los onces, hizo los cambios indicados... La batalla táctica fue claramente para el francés.

EL 4-4-2 COMO BASE DEL EQUIPO

Tras empezar la temporada con el rombo y luego volver durante un breve espacio de tiempo al 4-3-3, Zidane ha dado con la tecla con el 4-4-2. Ante el PSG en el Parque de los Príncipes, esta formación dio el equilibrio necesario tanto en ataque como en defensa dejando apenas oportunidad alguna al club parisino.