Cantera

La emocionante carta de un canterano del Juvenil A tras dejar el Real Madrid

Joaquín Rodríguez no seguirá formando parte de la plantilla del Juvenil A. El canterano abandona La Fábrica, tal y como él mismo ha comunicado en sus redes sociales. Tras seis años en el que dice que es el club de su vida, el jugador probará suerte en otro sitio. Una carta escrita y mostrada en su cuenta de Instagram muestran la gran relación que ha cosechado con compañeros y entidad.

25 junio, 2018 17:28

Noticias relacionadas

El Juvenil A pierde a uno de sus jugadores emblemáticos. Joaquín Rodríguez dejará de formar parte de la cantera del Real Madrid después de seis años defendiendo el mismo escudo. El centrocampista pone punto y final a esta etapa y él mismo lo ha querido comunicar en las redes sociales con unas palabras llenas de emoción y que han suscitado la reacción del resto de componentes de La Fábrica.

En dichas palabras, el alicantino de 19 años reconoce que ha sido "una temporada dura y difícil" pero en la que ha aprendido y ha logrado crecer. Reconoce que el Real Madrid es el club de su vida y agradece a todos los trabajadores de Valdebebas su comportamiento. "Los llevaré en mi corazón para siempre", se sincera. Y es que las despedidas nunca son fáciles y menos cuando juegas en el equipo con el que soñabas.

Mensaje de Rodríguez

Mensaje de Rodríguez

"Orgulloso de haberme dejado el alma en cada entrenamiento y en cada partido, podré decir que me formé en la mejor cantera y en el mejor club del mundo", escribía en las últimas líneas para terminar con su lema: "Un ganador nunca se rinde".

Sus palabras no han pasado desapercibidas. Álvaro Benito, entrenador del Juvenil B, le ha dado 'me gusta' en la publicación y otros jugadores de peso en el filial como Gelabert, que hace unos días se lesionaba, le mandaba un cariñoso mensaje de afecto y apoyo: "Juntos hermano". Rodríguez llegó en 2012 y ha tenido una evolución meteórica pasando por todas las categorías del Real Madrid. Desde el Infantil al Juvenil, pero ahora le toca explotar nuevos caminos.