Paul Pogba se ha convertido en uno de los nombres más sonados en torno a la actualidad del Real Madrid. El centrocampista del Manchester United no tuvo reparos en admitir que le encantaría jugar en el equipo dirigido por Zinedine Zidane, y desde entonces los rumores se han disparado.

Noticias relacionadas

Lo cierto es que los blancos no han dado aún ninguna señal que demuestra cierto interés por el jugador francés, pero no cabe duda de que se trata de una opción muy a tener en cuenta. Y es que Pogba cuenta con varias características que podrían aportar mucho al club merengue.

Un 'galáctico'

Le pese a quien le pese, Pogba es un jugador de talla mundial. Tachado en muchas ocasiones como sobrevalorado, las críticas no le han impedido ser indiscutible tanto en la Juventus de Turín -equipo donde se granjeó su fama- como con los red devils, quienes no dudaron en pagar 105 millones de euros por él en el verano de 2016, convirtiéndole por aquel entonces en el fichaje más caro de la historia.

Pogba, además, es también un líder con su selección. En 2013 se alzó con el Mundial Sub20, siendo designado mejor jugador del torneo. Cinco años después repitió la gesta, esta vez al máximo nivel, en Rusia. Pese a que la mayor parte de los elogios se los llevaron Antoine GriezmannKylian Mbappé, el mediocentro fue pieza clave para Didier Deschamps.

Pogba en un partido con el Manchester United Reuters

Mejor momento personal

Precisamente el Mundial supuso un golpe sobre la mesa para Pogba, quien no había terminado de rendir como se esperaba de él en Inglaterra. Con su país volvió a hacer gala de su potencia, calidad y liderazgo, recordando de nuevo a ese futbolista que maravilló al mundo entero cuando jugaba en Italia.

Ese buen momento logró trasladarlo a su club. Tras una mala etapa con José Mourinho, cuyo esquema no exprimía las cualidades de Pogba, Ole Gunnar Solskjaer hizo del galo la gran estrella de su increíble etapa. 37 partidos disputados, catorce goles marcados y once asistencias repartidas. Esos son ni más ni menos que los números de Pogba en lo que va de campaña.

Futuro

A todo su buen hacer en el presente, a Pogba hay que sumarle el futuro. Con únicamente 26 años, da la sensación de tener mucho que dar aún. Destacó muy joven en el conjunto bianconero, y el ejemplo de otros jugadores como Luka Modric, que ofrecieron sus mejores años pasada la treintena, son ejemplo para soñar con lo que puede aportar el francés en la próxima década.

Paul Pogba, durante una conferencia de prensa con Francia Reuters

Estilo de juego

Quizá lo que más chirría a la hora de relacionar a Pogba con el Real Madrid sea precisamente una de sus mejores bazas para recalcar en la capital española: su forma de juega. Y es que Pogba practica un estilo muy distinto a lo que actualmente se puede ver en el conjunto blanco.

Sin renunciar a la técnica, de la cual va sobrado, el galo destaca más bien por su potencia física, siendo un jugador que abarca todo el campo -o como se conoce en Inglaterra, un box to box-. Con Modric, Toni KroosDani Ceballos poniendo la elaboración, Pogba aportaría algo distinto, una variante más para Zidane.

Estrella del marketing

Amén de su indudable superioridad futbolística, Pogba es también un genio de la publicidad. Se trata, posiblemente junto a Cristiano RonaldoNeymar, del jugador más mediático del mundo. Sus campañas con Adidas, sin ir más lejos, suelen ser de las más virales. Esto es un factor muy a tener en cuenta para su llegada, especialmente desde un punto de vista económico.

El primer paso

Por último, lo que inició todo: el deseo del futbolista por jugar en el Real Madrid. Toda esta historia de amor ha comenzado con el propio jugador dando el primer paso, algo que desde Concha Espina han valorado siempre. La predisposición de Pogba por llegar al club blanco podría ser el factor diferencial que certifique y de por buena su llegada.

[Más información: Pogba, opción Real: dispuesto a todo por jugar en el Madrid de Zidane]