El 2018 ha sido un año para el recuerdo para Raphaël Varane. El francés ha conquistado la Champions League y el Mundial de Rusia, algo de lo que ningún jugador más puede presumir. Es por eso que el central fue uno de los favoritos a hacerse con el Balón de Oro.

Noticias relacionadas

Varane finalmente no fue el ganador, pero es algo de lo que no está preocupado, como ha demostrado en una entrevista con La voix du nord: "Lo fue Modric, un amigo, quien ganó. Así que solo puedo estar muy feliz por él. Solo hay grandes jugadores en la carrera. Si hace unos años me dijeran que me decepcionaría si no tuviera el Balón de Oro, lo firmaría de inmediato. No, francamente, no puedo decepcionarme porque mi año 2018 fue fantástico. Y para mí, la recompensa más bella son los comentarios de algunas personas del mundo del fútbol que se expresaron".

Sobre sus primeros pasos en el Real Madrid admite que se lo tomó con una personalidad calmada: "Llegué discretamente, es mi personalidad. Yo estaba allí para aprender. Lo recuerdo, de hecho, cuando veo a jóvenes de 18 años. Por ejemplo, aquí tenemos a Vinicius y me digo a mí mismo que yo también he vivido eso. Me dan ganas de ayudarlos a sentirse bien".

Varane, con la selección de Francia Reuters

Su amistad con el delantero luso

La gran relación con su excompañero Cristiano Ronaldo se notó con varios halagos a la figura portuguesa: "No importa cuántas veces te caigas, lo más importante es levantarte. Es así con cada entrenamiento, todos los días. Uno pierde un pase, lo que cuenta es el siguiente. En un partido, cometemos un error, no debemos hacer el siguiente partido. Y así enseguida. Cristiano Ronaldo, cuando se pierde una oportunidad, estará enojado para poner la siguiente. Y a continuación, él lo pondrá, te lo puedo decir. Y así es como él progresa y permanece en el nivel superior todo el tiempo. Por supuesto, este es un ejemplo".

[Más información: El PSG necesita 170 millones y podría perder a Neymar o Mbappé]