Vinicius celebra el gol ante el Valladolid en el Santiago Bernabéu

Vinicius celebra el gol ante el Valladolid en el Santiago Bernabéu REUTERS

Fútbol REAL MADRID 2-0 VALLADOLID

Vinicius salva al Madrid 'in extremis' y ya reina en el Bernabéu

Vinicius Junior levantó al Real Madrid cuando ya se temía un nuevo pinchazo en La Liga. El brasileño entró a falta de 20 minutos y provocó el gol que rompió la igualdad en el marcador. La joven perla se abrazó con Solari para celebrar un tanto que da un triunfo balsámico y que acerca al argentino a la continuidad en el banquillo merengue. Después, Sergio Ramos puso la guinda desde los once metros en un duelo en el que los blancos tuvieron que sudar para derrotar a un correoso Valladolid que incluso pudo adelantarse con dos tiros al larguero. [Narración y estadísticas: Real Madrid 2-0 Valladolid]  

La gran sorpresa en el primer once de Solari en La Liga fue la suplencia de Isco. El argentino apostaba por la BBA y reservaba también a Vinicius en el banquillo. Enfrente estaba una de las revelaciones del campeonato: el Valladolid de Ronaldo Nazario. La leyenda madridista volvía al Santiago Bernabéu como nuevo propietario de un conjunto pucelano que llegaba a la cita por encima del Real Madrid en la clasificación.

Álvaro Odriozola pelea un balón con el delantero argentino del Real Valladolid Leo Suárez

Álvaro Odriozola pelea un balón con el delantero argentino del Real Valladolid Leo Suárez EFE

Las primeras ocasiones fueron para los de Solari. Los blancos llevaban el ritmo del partido y Benzema, con un tiro raso que se marchó rozando al poste, y Bale, con un cabezazo que paró Masip, dieron los primeros avisos. Los acercamientos al área pucelana eran constantes, mientras que Courtois se había convertido en un espectador más. Odriozola y Reguilón percutían una y otra vez por las bandas, demostrando que el equipo merengue tiene vida en los carriles más allá de Carvajal y Marcelo

El Valladolid choca contra el larguero

Sin embargo, los minutos pasaban y el Valladolid, como hizo en su día otros equipo como el Levante o el Viktoria Pilsen en el Santiago Bernabéu, se lo fue creyendo. Pasada la media hora, Antoñito tuvo un mano a mano con Courtois. El jugador del equipo pucelano elevó demasiado el balón, perdiendo así una clara oportunidad para adelantar a los de Sergio González. Sin tiempo para pasar el susto, fue el turno de Toni Villa. Su lanzamiento cruzado se fue suspirando al palo. El Real Madrid se salvaba, pero la afición se enfadaba por el desdén de los suyos. 

El guion de la etapa de Lopetegui se repetía con Solari en el banquillo. Comenzó dominando el Madrid y se fue diluyendo a la vez que el rival crecía. El tramo final de la primera mitad fue de los blanquivioletas e incluso Enes Ünal pudo marcar de cabeza antes de que se llegara a un descanso esperado y necesario por el conjunto merengue. 

Tras la reanudación recuperó el mando el Madrid y con él regresaron las oportunidades. Casemiro y Benzema tuvieron dos claras ocasiones, pero Masip impedía inaugurar el marcador. Solari, ante la necesidad imperiosa de victoria, quitó al brasileño para dar entrada a Isco en el centro. Los blancos necesitaban magia y el argentino llamaba a filas al malagueño. A pesar de ello, el Valladolid seguía creando peligro a la contra y Alcaraz con un zapatazo hizo temblar el Santiago Bernabéu y el larguero de la portería de Courtois. Hazaña que repitió después Toni Villa entre los pitos y el enfado de los madridistas. El equipo pucelano rozaba la gesta y la sorpresa, si es que a estas alturas de Liga se puede decir eso de que alguien asalte el coliseo de La Castellana.  

El Real Madrid de Vinicius ya sonríe

El encuentro entró en los últimos 20 minutos con todo por decidir y el Real Madrid con la urgencia imperial del gol. Para lograrlo, Solari dio entrada a Lucas Vázquez y Vinicius. El brasileño, convertido ya en un ídolo para el Santiago Bernabéu, era la última esperanza para evitar otro pinchazo en La Liga. El conjunto blanco había dejado de crear peligro y el caldeado ambiente en el estadio solo sería posible enfriarlo con un tanto a la heroica. 

Vinicius junto a Santiago Solari

Vinicius junto a Santiago Solari EFE

Como si el partido lo hubiera escrito un guionista de Hollywood, el esperado gol llegó en el minuto 83 y con Vinicius de protagonista. El brasileño busca hueco y dispara, su tiro, que iba fuera, golpea en Kiko Olivas y termina en la red. El Santiago Bernabéu se rendía a su nuevo rey. El joven, a sus 18 años, ya se ha ganado a la afición. El revulsivo, que Lopetegui se negó a ver, estaba en el Castilla y acaba de cumplir la mayoría de edad. 

Vinicius besa el escudo de su camiseta tras el primer gol al Valladolid

Vinicius besa el escudo de su camiseta tras el primer gol al Valladolid EFE

Para sentenciar el duelo llegó un penalti de Calero a Benzema que transformó, a lo Panenka, Sergio Ramos. El Real Madrid firmaba su segundo triunfo con Solari en el banquillo y firmaba la paz con el Santiago Bernabéu. El argentino aprobó, aunque por los pelos y gracias a Vinicius, y va camino de firmar su nuevo contrato hasta final de temporada como entrenador del conjunto blanco. La resurrección del actual campeón de Europa ya está en marcha.

Real Madrid 2-0 Valladolid

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Nacho, S. Ramos, Reguilón; Modric, Casemiro (Isco, 56'), Kroos; Bale (Lucas Vázquez 71'), Benzema y Asensio (Vinicius Jr., 73').

Valladolid: Masip; Moyano (Cop, 85'), Olivas, Calero, Nacho; Antoñito, Míchel, Alcaraz, Toni Villa (Verde, 69'); Leo Suárez (O. Plano, 76') y Ünal.

Goles: 1-0, 83' Kiko Olivas (p.p.); 2-0, 88' S. Ramos (p.).

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Amonestó a Asensio (45').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 11 de La Liga disputado en el Estadio Santiago Bernabéu (Madrid).