Manolas durante el partido contra el Chievo. Foto: Twitter (@OfficialASRoma)

Manolas durante el partido contra el Chievo. Foto: Twitter (@OfficialASRoma)

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

La Roma alarga su mala racha contra el Chievo antes de visitar al Madrid

Durante el transcurso de la cuarta jornada de la Serie A, la Roma recibía este domingo a las 12:30 horas al Chievo. Dicho encuentro suponía el último antes del inicio de la Champions, donde los hombres de Di Francesco viajarán hasta Madrid para jugar contra los blancos en el Santiago Bernabéu. No obstante, su mala racha liguera se prolonga.

El partido empezaba bien para los romanos. En el minuto 10, El Shaarawy adelantaba a los locales en el marcador. 20 minutos más tarde, con la media hora de juego ya alcanzada, iba a ser Cristante quien alargaría la distancia y firmaba el 2-0, resultado que permanecería hasta el descanso y que decantaba la balanza a su favor.

Sin embargo, la segunda parte iba a protagonizar un giro radical del guión del encuentro. En el minuto 52, prácticamente nada más empezar el segundo periodo, Birsa iba a poner el 1-2, avisando de que el Chievo no se iba a rendir ni a tirar la toalla tan fácilmente, luchando por el empate.

Manolas celebra un gol con la Roma en el partido ante el Atalanta

Manolas celebra un gol con la Roma en el partido ante el Atalanta Reuters

Finalmente, esto llegó gracias a un gol en la recta final del choque por parte de Stepinski. En el minuto 83, vieron como su esfuerzo dio su recompensa y se llevaron un punto del Olímpico de Roma. Esto no ha hecho más que confirmar el mal momento que atraviesan los hombres de Di Francesco en la Serie A, habiendo conseguido tan solo una victoria contra el Torino.

Por su parte, el Real Madrid viene de dejarse sus dos primeros puntos en La Liga a costa del Athletic en San Mamés, y aspira a empezar la defensa del trono europeo con buen pie. El conjunto de Lopetegui aún no ha perdido en competición liguera, y pretende no dar síntomas de relajación en el estreno de la Champions, siendo el único equipo que ha conseguido cuatro en cinco años y tres seguidas.