Modric durante un partido del Real Madrid ante el Atlético

Modric durante un partido del Real Madrid ante el Atlético Reuters

Fútbol REAL MADRID

El Real Madrid denuncia al Inter ante la FIFA por el 'caso Modric'

El Real Madrid ha denunciado ante las autoridades pertinentes de la FIFA al Inter de Milán por el ya conocido como 'caso Modric'. El club merengue, ante las constantes negociaciones de la entidad italiana con los agentes del jugador croata, ha movido ficha.

En las oficinas del Santiago Bernabéu no ha sentando nada bien la actitud que han tomado desde Italia. En lugar de mantener las buenas relaciones que siempre han lucido ambas entidades, el Inter optó por el camino más directo y a la vez polémico. En ningún momento se ha negociado con el propio Real Madrid y las conversaciones que se han producido han sido siempre con los agentes de Modric.

Según ha podido saber EL BERNABÉU, los representantes del croata han sido los que han estado en contacto con los directivos del Inter. Nunca el jugador ha mantenido cualquier tipo de conversación en la que se tratase una oferta con la entidad nerazzura.

Luka Modric sustituye a Marco Asensio

Luka Modric sustituye a Marco Asensio REUTERS

Y es que la cúpula merengue destaca que ha sido un "contacto reiterado con los agentes del jugador". A pesar de lo publicado desde ciertos medios donde se afirmaba que Modric había dado un paso al frente para pedir su salida, la realidad es que el mediocentro nunca ha estado en medio de este envío de mensajes y propuestas.

Además de esa falta de elegancia, el Real Madrid refuerza su posición con las constantes declaraciones públicas que se han hecho desde el Inter de Milán. Desde al entrenador hasta directivos y jugadores se ha intentado aumentar las dudas sobre el futuro de Modric. Una actitud que tampoco han entendido desde la capital y que no suele ser habitual entre los principales clubes del continente.

Las negociaciones con el entorno de jugador, además de ser desveladas desde el propio país, han sido sustentadas ante los medios por los propios representantes oficiales del Inter. Por ello, no hay ninguna excusa para que el conjunto de Milán se defienda negando haberse saltado la cadena de mando al haber acudido directamente al jugador -en este caso a sus agentes- en lugar del Real Madrid.

La ilegalidad del Inter

La razón por la que el Madrid ha acudido ante la FIFA para denunciar al Inter no es otra que la ilegalidad del proceso abierto por los italianos. Está completamente prohibido negociar con un jugador a las espaldas de un club, siempre y cuando le queden más de seis meses de contrato.

El Real Madrid es un ejemplo a seguir y en su día ya negó cualquier negociación con Neymar a las espaldas del PSG. A diferencia del Inter, el conjunto de Chamartín respetó en todo momento las reglas del mercado.

Luka Modric, con la selección croata.

Luka Modric, con la selección croata. Reuters

La posición fija del Real Madrid

En la entidad blanca la posición siempre ha sido la misma. Había razones suficientes como para que Modric no abandonase el club. Primero fue Florentino Pérez el que tuvo que remitirse a la cláusula de 750 millones de euros para dejar salir a Modric. El último, y justo el día de la Supercopa de Europa, fue un Emilio Butragueño que negó la mayor.

Modric seguirá jugando en el Real Madrid y siendo una de las piezas fundamentales del equipo de Julen Lopetegui. Tal y como ya confirmó EL BERNABÉU, Modric firmará su último gran contrato en la entidad madrileña y continuará la próxima campaña.