El verano va acabando, el mercado se va cerrando y la competición vuelve este miércoles para el Real Madrid con la Supercopa de Europa. El club afronta el primer título de la temporada con una plantilla de garantías. El equipo está casi cerrado y no se esperan grandes movimientos que vayan a afectar al once de Lopetegui.

Noticias relacionadas

Esto no quiere decir que el técnico blanco no vaya a contar con una plantilla que aspire a todo un año más, al contrario. El equipo ha madurado tras otra temporada de éxitos y la salida de Zidane obliga a todos a comenzar de cero con el nuevo entrenador. Los más jóvenes ven con Lopetegui una segunda oportunidad y la motivación reina en un vestuario que quiere sobreponerse a despedidas tan duras como la del técnico francés y la de Cristiano Ronaldo.

Las dudas del once del Real Madrid

El equipo ofrece plenas garantías pero hay una incógnita que le acompañará toda la temporada, siempre y cuando estén todos disponibles -como en este comienzo de temporada-. Lopetegui tiene su once casi claro. Hay dudas en la portería sobre quien comenzará el curso entre Courtois y Keylor, pero más allá de esto cuenta en su haber con siete jugadores en teoría titulares del centro del campo hacia arriba. ¿El problema? Solo caben seis.

En la medular, Casemiro, Kroos y Modric llevan siendo indiscutibles durante toda la era Zidane. Isco, fundamental para Lopetegui, es un comodín a encajar tanto en el medio campo como arriba por las bandas -muy habitual en la Selección-. Asensio está ya preparado para dar el salto a los planos titulares, Bale se ha asentado como el líder sin Cristiano y hay plena confianza en Benzema. La BBA ha comenzado la temporada enchufada.

Lopetegui, entrenador del Real Madrid EFE

Las posibilidades del Madrid de Lopetegui

Estos siete nombres dan varias posibilidades a Lopetegui para la formación del equipo y su posicionamiento sobre el campo:

- El mítico 4-3-3 con la BBA arriba o Isco en la banda derecha en lugar de uno de ellos.

- Un 4-3-3 con Isco + la BBA, como ya se probó sin Modric en el Trofeo Santiago Bernabéu.

- El 4-4-2 en forma de rombo con Isco o Asensio de enganche. Este esquema fue el más usado por Zidane en su ultimo año en el Real Madrid.

- El 4-4-2 típico con Isco y Asensio en bandas y Bale y Benzema arriba. Esto obligaría a que se cayera uno de los tres de la medular, siendo Casemiro el más probable. Aquí tambien hay que tener en cuenta a Lucas Vázquez quien rindió muy bien la temporada pasada con este esquema.

Este miércoles, por lo pronto, será la primera prueba oficial de Lopetegui. Será por un título y contra el Atlético de Madrid, ahí es nada. Es por ello que hay mucha expectación sobre quien será el sacrificado de estos siete jugadores en un partido de tal magnitud. Hay dudas con Modric -quien tiene menos rodaje que el resto-, mientras que la BBA parece imprescindible viendo su rendimiento actual.

Eso sí, el próximo domingo empezará La Liga para el club blanco y ahí todos están obligados a llegar a un nivel óptimo. No habrá excusas y Lopetegui tendrá que elegir. Lo normal es que el técnico vaya probando con todos hasta dar con su esquema preferido. Lo que está claro es que estos siete jugadores dan razones de sobra para soñar un año más con todo.