Modric, escuchando las órdenes de Julen Lopetegui

Modric, escuchando las órdenes de Julen Lopetegui

Fútbol REAL MADRID

El Santiago Bernabéu se rinde a Modric en su regreso con el Madrid

El Santiago Bernabéu se rindió a su estrella Luka Modric. El croata volvía a su casa con su futuro decidido y más blanco que nunca. El jugador será una de las piezas claves del proyecto de Julen Lopetegui y así se lo quiso hacer saber el santuario blanco en el partido del Trofeo Santiago Bernabéu frente al Milan. Entró sustituyendo a Isco. Sigue siendo unos de los jugadores más queridos de la plantilla.

La afición del Santiago Bernabéu ovaciona a Luka Modrid

Modric ha vuelto a pisar un terreno de juego con el Real Madrid. El mejor jugador del pasado Mundial de Rusia ha sido recibido como un héroe. Los rumores que llegaban desde los medios italianos fueron rápidamente espantados por su amor al club. La posibilidad de seguir ganando títulos y su papel en el nuevo equipo del técnico vasco hacen del jugador una pieza imprescindible para esta temporada

El '10' llegará justo a la Supercopa de Europa, pero puede ser de la partida si el choque ante el Atlético de Madrid se complica en los tramos finales. Donde estará con total seguridad es en el primer partido de liga, y volverá a ser ovacionado por una afición que lo idolatra y ven en sus botas el timón de este club. Su capacidad de ser un líder es una realidad después de su exhibición con la selección croata.

Modric, en entrenamiento con el Madrid.

Modric, en entrenamiento con el Madrid. EFE

Muchos años más de blanco

El futuro de Modric solo se concibe de blanco. Un jugador que cumplirá su contrato y podrá retirarse en el club donde se ha convertido en uno de los mejores del mundo. Su mejora año tras año nos recuerda a los mejores vinos y esta campaña promete ser muy prometedora, ganando incluso su primer Balón de Oro. Además es un buen referente para Dani Ceballos, llamado a ser su sustituto natural y organizador del club merengue una vez el centrocampista croata decida colgar las botas.