Courtois continúa a la espera su traspaso al Real Madrid y lo hace disfrutando de las islas. El guardameta belga se encuentra en Tenerife, pese a que este lunes había sido convocado por el Chelsea para comenzar a ejercitarse junto al resto de mundialistas que continuaban de vacaciones. El ex del Atlético de Madrid quiere regresar a la capital española y la operación es ya contrarreloj.

Noticias relacionadas

El mercado en Inglaterra cierra este mismo jueves 9 de agosto, ya que se decidió que para el comienzo de la Premier League lo ideal es que no se incorporasen nuevos jugadores, aunque sí que los equipos británicos podrán vender hasta que se cierren el resto de ventanas de transferencias.

Sin embargo, en el Chelsea no piensan en vender a Thibaut Courtois sin asegurarse antes un relevo de garantías para su portería. Ahí es donde entra en juego un viejo conocido del Real Madrid. El nombre de Kepa se ha colado con fuerza en la agenda de los blues después de sonar otros arqueros como Oblak, Pickford, Cech o Hart.

Kepa, el favorito

El guardameta del Athletic renovó con el club vasco el pasado mes de invierno, luego de protagonizar un verdadero culebrón tras su fichaje frustrado por el Real Madrid. Zidane vetó la operación para hacerse con los servicios de Kepa Arrizabalaga, ya que su portero desde el primer día hasta el último fue el costarricense Keylor Navas, quien está dispuesto a luchar con Courtois si acaba llegando al equipo blanco.

Kepa, en un partido del Athletic. Foto: Twitter (@kepa_46)

Kepa, de 23 años e internacional con España, tiene contrato con el Athletic hasta junio de 2025. Con una cláusula de rescisión de 80 millones de euros, el joven cancerbero es un gran atractivo para los grandes del Viejo Continente, ya que no solo es un producto de futuro, sino también de presente. Prueba de ello es que fue convocado por Lopetegui para el Mundial de Rusia.

Contrarreloj en la portería

El Chelsea ya sabe que Thibaut Courtois no quiere seguir en el club y que su deseo es fichar por el Real Madrid. Su agente fue el que dijo claramente hace tan solo unos días que lo mejor para su representado era mudarse a la capital española, algo que sentó como un jarro de agua fría en Stamford Bridge y, sobre todo, a Sarri. El nuevo técnico blue aseguró entonces que él a quien quería escuchar era al portero no a su representante.

Dicho y hecho. El portero se pronunció poco después. Habló de lo complicado de su traspaso, pero que no se haya incorporado a los entrenamientos con Hazard, Kanté y compañía es solo el síntoma definitivo de que por su cabeza solo pasa acabar defendiendo la elástica madridista, algo con lo que lleva años soñando, ya que no es la primera vez que se especula con este movimiento.

Courtois dirigiéndose a la afición del Chelsea Reuters

Desde que abandonase el Atlético de Madrid para aterrizar en Londres, el guardameta ha sonado como posible refuerzo del conjunto merengue, aunque no solo él. Otros como De Gea, el propio Kepa o Alisson también han estado en la agenda madridista, aunque ha sido el belga el que ha acabado convenciendo, en especial después de su enorme Mundial con los Red Devils.

Antes del próximo 9-A se debe resolver la situación. La contrarreloj ha comenzado. El Chelsea busca un nuevo portero, Kepa es el favorito y Courtois no quiere volver a defender el escudo de los blues, puesto que su deseo más ferviente pasa por jugar en el Santiago Bernabéu.

El portero llega respaldado por su actuación en el Mundial de Rusia 2018. Fue el cancerbero más destacado y fue premiado con el Guante de Oro de la cita internacional más importante del mundo del fútbol. Los mejores siempre están en el Real Madrid y es en la casa blanca donde pagarían en torno a 40 millones por él. Kepa pudo jugar en el club de Concha Espina y ahora tiene la llave por Courtois.