Sergio Ramos marca frente al Nápoles

Sergio Ramos marca frente al Nápoles

Fútbol

TestaRamos

Sergio Ramos clasificó al Real Madrid para cuartos con un doblete en San Paolo. El Nápoles apretó en el primer tiempo y logró adelantarse con un gol de Mertens. Los de Sarri, que rozaron el segundo, sucumbieron tras el descanso con dos córners rematados por el capitán invencible. Morata hizo el tercero en el descuento. Testa e cuore, la receta con la que los de Zidane lograron salir vivos del infierno. 

San Paolo recibió al Real Madrid con el calor esperado y el Nápoles salió también como se preveía. Sin embargo, los de Zidane entraron en el partido acongojados, con dudas y débiles. Esta coyuntura sería aprovechada por los de Sarri para rondar la portería de Keylor Navas desde el primer minuto. El tico, nervioso y transmitiendo un gran inseguridad, no ayudaba a mitigar el arreón azzurri. El balón no duraba un suspiro en las botas de los actuales campeones de Europa y las imprecisiones en los pases se repetían una y otra vez. El técnico francés había vuelto a apostar por el once de La Undécima, por el de gala con la BBC, pero el conjunto napolitano disfrutaba de una superioridad tremenda en la zona ancha. Sorprendía más incluso mirar al banquillo de los blancos, aunque vestidos de riguroso negro esta noche, y no ver a Kovacic para poblar el centro del campo con más músculo cuando fuera necesario. (Así vivimos el partido en directo)

MERTENS INVOCA A VIEJOS FANTASMAS

Insigne, que ya conoce las debilidades de Keylor Navas, probó fortuna otra vez desde lejos aunque el portero madridista sacó con apuros los puños en una pelota que iba fuera y que a punto estuvo de jugarle otra nueva mala pasada. Con el primer cuarto de hora cumplido parecía que lo peor ya había pasado y que el Real Madrid se reponía poco a poco e incluso gozaba de dos oportunidades por parte de Kroos y Bale. Pero no fue más que un espejismo, el Nápoles seguía a lo suyo y aprovechaba la espalda de un Casemiro dudoso con el balón en los pies y vendido en defensa ante la superioridad numérica de los azzurri. Precisamente así llegaría el tanto de Mertens que encendía, más aún, San Paolo y que aterraba a los madridistas. Combinación entre Insigne y Hamsik que termina en habilitando al delantero belga para que cruce ante la salida de Keylor Navas. 1-0 y a sufrir. 

Viejos fantasmas sobrevolaban Italia y cubrían el cielo napolitano, más aún cuando Cristiano se convirtió en Higuaín para mandar al palo una pelota con Reina ya en el suelo y completamente superado. Lo hizo bien el luso para sentar al internacional español, pero después falló lo inimaginable. Y de poste a poste en un partido loco. Mertens tuvo al menos la clasificación momentánea en un disparo que lamió la portería de Keylor. Otra vez el belga aprovechó la espalda de Casemiro para meter miedo, y casi algo más, al Real Madrid. La primera mitad había sido de completo dominio napolitano, con un equipo español completamente superado y en el que lo mejor fue la llegada del descanso.

LA TESTA DE RAMOS Y A CUARTOS

No tocó nada Zidane tras el intermedio, pero sí la presión de la BBC. De una pérdida forzada del Nápoles llegaría el gol de la tranquilidad. El campeón necesitaba de un héroe y cuando la situación lo requiere siempre aparece Sergio Ramos. El santo silenció el infierno en un córner tras saltar al cielo impulsado por los ángeles. Otra vez de cabeza, otra vez el capitán. No contento con el empate, las 'aerolíneas ramistas' volverían a apoderarse del primer palo para, en esta ocasión con ayuda de Mertens, batir de nuevo a Reina. El Real Madrid remontaba en apenas cinco minutos gracias a su salvador de Múnich, de Lisboa, de Milán, de Barcelona... y ahora también de Nápoles. 

El partido terminó con el doblete de Ramos. Testa blanca y a cuartos. Sarri y Zidane movieron entonces los banquillos aunque ya estaba todo sentenciado. Rog, Milik y Zielinski fueron los elegidos por el italiano para buscar un imposible que no sucedería. Por parte del galo, Lucas Vázquez, Morata e Isco. Lo primero que hizo el técnico del Real Madrid fue cambiar de la BBC al 4-4-2. Demasiado tarde, aunque por suerte Sergio Ramos decidió antes. Morata redondeó la noche con un gol en el descuento tras aprovechar un rechace de Reina a disparo de Cristiano. A falta de juego y piernas, el campeón de Europa salvó la eliminatoria con la cabeza.

NÁPOLES 1-3 REAL MADRID

Nápoles: Reina; Hysaj, Albiol, Koulibaly, Ghoulam; Allan (Rog, 56'), Diawara, Hamsik (Zielinski, 75'); Callejón, Mertens y Insigne (Milik, 70').

Real Madrid: Keylor; Carvajal, Ramos, Pepe, Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric (Isco, 80'); Bale (Lucas Vázquez, 68') , Benzema (Morata, 77') y Cristiano.

Goles: 1-0, 27' Mertens; 1-1, 51' Ramos; 1-2, 57' Ramos; 1-3, 90+' Morata.

Árbitro: Cuneyt Çakir (Turquía). Amonestó a Allan (55'), Diawara (89').

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Champions League 2016/2017 disputado en el estadio San Paolo (Nápoles, Italia).

  1 - 3  
NÁPOLES vs REAL MADRID