El pasado 27 de marzo, José Ángel Antelo anunciaba su adiós al baloncesto profesional después de quince años. Las lesiones provocaron que una carrera que empezó con una edad muy temprana acabara también demasiado pronto, a los 31 años.

Noticias relacionadas

El propio ala-pívot lo explicó en la rueda de prensa que convocó ante los medios ese día: "Lo he intentado pero no ha podido ser. La lesión ha sido muy grave. Lo he pasado bastante mal, pero al mismo tiempo tenía que intentarlo. Esto forma parte de la cara B, pero el deporte también tiene una cara A con la que prefiero quedarme. Llegué hace 7 años al club de mi vida y humildemente creo que he puesto mi granito de arena…”.

Pero ha sido en El Transistor donde ha relatado uno de los episodios más negros de su vida. Se había hecho una lesión complicada en el tendón de aquiles y además sufrió una infección que casi le costó el pie: "Afortunadamente la bacteria que me produjo la infección no entró en el hueso; si hubiese entrado, quizá me hubiesen tenido que amputar el pie".

Tras nuevas lesiones de gravedad, el exjugador de UCAM Murcia se tuvo que retirar. Ahora lamenta que su hijo no le pueda ver jugar: "Me hubiese gustado que mi hijo me hubiese visto jugar al baloncesto, jugar con él".

En la actualidad colabora con el partido político VOX. De esta manera seguirá ligado al deporte, puesto que su papel será promover la actividad física. De todas maneras se desconoce si entrará en la lista por Murcia de la formación dirigida por Santiago Abascal.

[Más información: Los Warriors sufren la mayor remontada de la historia de los Playoffs de la NBA]