El Real Madrid quiere una nueva victoria para seguir con su proyección de camino a los playoffs de la Euroliga. El rival no es el idóneo, ya que el Herbalife Gran Canaria necesita el triunfo para alejarse de la zona de descenso. Los hombres de Pablo Laso verán como las rotaciones cogen gran protagonismo, ya que intentará proteger a sus jugadores tras la lesión de Sergio Llull y las molestias de Deck y Rudy

Noticias relacionadas

Los de Pedro Martínez no han tenido una temporada feliz. La doble competición ha pesado sobre sus jugadores, que no han cumplido en ninguna de las dos. En Europa pronto se desengancharon de los puestos de arriba, mientras que en ACB nunca han terminado de arrancar de la mejor manera posible, situación muy delicada para el conjunto de las islas. 

El cuadro blanco podría optar por las rotaciones, ya que no quiere tener más percances de cara a su cruce con el Panathinaikos. Kuzmic y Yusta volverán a tener varios minutos para dar descanso a los pilares fundamentales.

Mientras que Laso ya ha despejado la duda y confirmó que tanto Rudy Fernández como Deck vuelven para así ir cogiendo ritmo de cara a la parte más importante de la temporada. El que causa baja es Ayón.

Real Madrid - Herbalife Gran Canaria

Una victoria clave para ambos

Es evidente que los locales necesitan la victoria como el comer, mientras que los blancos no quieren perder la estela del líder. Un duelo que ya se ha repetido en tres ocasiones esta temporada y todas con victoria para el Real Madrid. Situación que motiva a los canarios para intentar un triunfo muy importante para evitar los puestos peligrosos de la tabla.

El Madrid quiere seguir su progresión positiva y llegar de la mejor manera posible a los cruces de cuartos de final. Dos partidos que se antojan clave para que la motivación sea la idónea de cara a derrotar al equipo más en forma de la competición continental. Por el otro lado, una lucha por el descenso que puede salir muy cara para los canarios. 

[Más información: Doncic completa el desafío de un aficionado: la enchufa sentado desde el banquillo]