No todo fue perfecto en la noche del jueves para el Zalgiris Kaunas. El cuadro lituano logró su clasificación para los playoffs tras vencer al Real Madrid en un final de infarto. La euforia de los jugadores era muy grande, pero todo cambió a la hora de su despegue rumbo a tierras lituanas. 

Noticias relacionadas

El avión que les transportaba de regreso a casa se vio obligado a un aterrizaje de emergencia en el aeródromo de Getafe, cuando se descubrió un fallo y el avión se declaró en estado de emergencia. Tal y como cuenta el periodista Donatas Urbonas, se vio obligado a aterrizar en Barajas por problemas en la navegación del avión.

Esta situación no puso nervioso a Jasikevicius, que tuvo tiempo para bromear con la situación: "Es más fácil ganar en Madrid que aterrizar en Getafe". Aunque el jefe del Zalgiris ha asegurado que, por el momento, no están preparados para volver a volar en la misma aeronave.

Plan de vuelo de Zalgiris

Antes de ese incidente inesperado, el conjunto de Kaunas tenía prevista una recepción a su llegada con los aficionados del equipo para celebrar su clasificación, pero esta ha sido pospuesta por el retraso con el que llegarían a tierras lituanas. 

Según medios especializados, la expedición lituana no estuvo en peligro en ningún momento, pero la sensación de los pasajeros fue diferente después de tener que esperar 45 minutos para tomar tierra.

Una victoria de mucho mérito

El Zalgiris logró una victoria crucial para su clasificación, donde se medirá al Fenerbahce en los cuartos de final de la Euroliga. Una victoria que pasó a un segundo plano cuando sufrieron esos problemas en el aire, aunque con suerte, no ha pasado nada grave. 

[Más información: El Real Madrid cae ante el Zalgiris en un final de infarto]