Álvar Gutiérrez Ángela Castañeda

La Super Bowl concentra la mayor audiencia en Estados Unidos y en medio mundo también. Es el evento deportivo por antonomasia. Pero el espectáculo de la WWE comienza a ganarle terreno a la final de las finales de la NFL y en este 2019 hará historia por varios motivos. El primero de ellos tiene que ver con el papel de las mujeres en Wrestlemania 35.

Noticias relacionadas

La lucha libre es un show en sí. Cuerpos semi desnudos, disfraces o trajes de fantasía. Pero en lo que respecta a las chicas, eran tan solo demandadas por su físico. Atraían al público peleando en lencería.

De hecho, en Wrestlemania 25 se llegó al punto más bajo. Hubo una 'batalla real' y la ganó un hombre, Santino Marella, vestido de mujer. Pero como en todo, o casi todo, se ha atravesado por una necesaria regeneración. Una evolución que ha llevado a que la Wrestlemania 35 sea estelarizado este año, precisamente, por ellas.

Becky Lynch, Ronda Rousey y Charlotte Flair serán las tres protagonistas del segundo evento deportivo más seguido en EEUU del año. El show, además, vuelve al MetLife Stadium -no se celebra allí desde el año 2013, con Wrestlemania 29-.

Cinco días, seis espectáculos diferentes y el marco incomparable de la Gran Manzana, donde las reinas serán este trío de poderosas mujeres que lucharán por el título en una batalla a tres -durante la madrugada del 7 al 8 de abril en España-. Ya que en esta edición se unifican los campeonatos femeninos de Raw y de SmackDown, por lo que la gladiadora que gane será la primera en tener ambos cinturones.

Así son las tres 'reinas' de la WWE

Ronda Rousey

La luchadora profesional de 32 años -nació en 1987- es la actual campeona femenina de Raw. Además del espectáculo del pressing catch, Ronda Rousey practicó durante años artes marciales mixtas. Por otro lado, llegó a ganar un bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 (en la categoría de yudo -70kg). También ha hecho algún cameo en el mundo del cine.

Entre los grandes logros de la californiana destaca que fue la primera mujer en ser incluida en el Salón de la Fama de la mayor empresa de la MMA del planeta. 'Rowdy', como se hace llamar en la WWE, es una de las favoritas del público, pese a sus más y sus menos con los aficionados en los últimos tiempos. Ronda Rousey ha sido una de las mujeres que, desde su entrada en este deporte de entretenimiento, más ha luchado para que se diese más visibilidad a los campeonatos femeninos.

Charlotte Flair

Ashley Elizabeth Fliehr, nacida en 1986, es la veterana de las tres luchadoras que optan al título definitivo. Conocida en la WWE como Charlotte Flair, es la actual poseedora del cinturón de SmackDown tras vencer a Asuka el pasado 25 de marzo. Antes de convertirse en luchadora, practicó el voleibol y obtuvo el graduado en Relaciones Públicas.

La de Carolina del Norte ha sido ocho veces campeona en la WWE y ahora pone en su juego su título de SmackDown. Además, de 'casta le viene al galgo' ya que Charlotte es hija de ser hija de la leyenda de los cuadriláteros y dos veces Hall of Famer Ric Flair

Becky Lynch

De la cosecha de 1987, la gladiadora irlandesa nació en Dublín un 30 de enero. Es la única de las tres contendientes que no pone ningún cinturón en juego, aunque puede presumir de ser la primera mujer en ganar un campeonato de SmackDown -posee dos títulos en la categoría- y la segunda en conseguir salir victoriosa en el Women's Royal Rumble

Becky Lynch es una apasionada de la lucha libre desde niña y fue precisamente encaminar su vida a ello por lo que se salvó de caer en una vida de alcohol. Una vez reconducido su camino, también trabajó como auxiliar de vuelo y de actriz ocasional. Su vocación se vio recompensada en 2018 con los nombramientos como 'luchadora del año' por Sports Illustrated y CBS Sport.

Ausencias, despedidas y sorpresas

En lo referente a los chicos, por segundo año consecutivo no está anunciado John Cena. Mientras que todo apunta a que será la primera vez en 19 años que Undertaker podría perderse la cita, salvo sorpresa final.

Aunque han surgido filtraciones de que ambas leyendas están de camino a la Gran Manzana para participar en el evento. Ningunos de los dos están programados para formar parte de 'The Grandest Stage of them All'. La ausencia de Undertaker es la más destacada, porque si finalmente se confirmase, se rompería la racha de apariciones más larga de la historia.

En el año 2000, el texano sufrió una rotura en el pectoral, por la que se perdió ocho meses de acción. En ese tiempo cambió completamente su personaje, pasando de ser un 'hombre muerto' a un motero. Desde 2001, con Wrestlemania X-Seven hasta el año pasado, 'The Deadman' no se había perdido ninguna edición.

Undertaker y John Cena en Wrestlemania 34. Foto: wwe.com

Por su parte, la carrera de John Cena en el mundo del entretenimiento está cambiando. Desde que se enfrentara a The Rock en 2012 y 2013, se ha convertido en una estrella de la industria del cine y ya ha dado paso a estrellas más jóvenes en el mundo de la WWE. Pese a todo, las probabilidades de que esté en el MetLife Stadium son muy altas. Incluso, los aficionados todavía sueñan con que se mida a Kurt Angle.

El campeón olímpico de lucha grecorromana en Atlanta'96 vivirá su última noche en activo como profesional este domingo. Su carrera ha tenido altibajos, pero sus dos décadas dentro del ring le sitúan como uno de los mejores de siempre. Batista, por su parte, es otra estrella de Hollywood que deja el wrestling. Tras años pidiendo un enfrentamiento contra Triple H, lo ha conseguido, y el 'Asesino Cerebral' también pondrá su carrera en activo.

Esta historia comenzó a desarrollarse en la edición número 1.000 de SmackDown. En aquel programa, el grupo Evolution se reunió una vez más y Batista no dudó en atacar verbalmente a su antiguo amigo: "Triple H lo ha hecho todo en su vida, menos ganarme". Pero el enfrentamiento se hizo oficial cuando 'The Animal' atacó a su mentor, Ric Flair, en su 70º cumpleaños.

Un hombre que realizará su vuelta a la competición individual es Roman Reigns. El samoano tuvo que dejar vacante su título Universal porque había sido diagnosticado con leucemia. A finales de febrero anunció que había entrado en remisión y que volvía a la acción junto a sus amigos Seth Rollins y Dean Ambrose. La aparición de The Shield en FastLane fue la última del grupo, ya que este último va a abandonar la empresa a finales del presente mes de abril.

Reigns se enfrenta a Drew McIntyre. El escocés llegó a ser despedido por WWE hace unos años, pero volvió en 2016 a su marca de desarrollo, NXT. De ahí en adelante su rol solo ha crecido y ahora va a luchar contra el hombre más importante de la compañía en la 'capital del mundo'.

Kofi Kingston durante SmackDown Live. Foto: wwe.com

En el último mes, la tensión entre Daniel Bryan y Kofi Kingston ha ido creciendo. El miembro del grupo New Day se había ganado una oportunidad para luchar por el campeonato de la WWE, pero Vince McMahon le estaba poniendo todo tipo de trabas.

En la última edición de SmackDown antes del magno evento se firmó finalmente el contrato que oficializaba el combate. Kingston podría convertirse en el primer afroamericano en ganar el campeonato de la WWE. Un hecho sin precedentes en los más de setenta años de historia del cinturón.

[Más información: Wrestlemania 35 será estelarizado por mujeres: Ronda Rousey vs. Charlotte vs. Becky Lynch]