La Temporada Regular en la NBA está llegando al final y los Dallas Mavericks ya encaran sus últimos cuatro partidos de la temporada. La pasada madrugada del miércoles al jueves, los texanos perdieron contra los Minnesota Timberwolves en un partido que estuvo igualado hasta el final.

Noticias relacionadas

Tanto fue así, que los Mavs tuvieron el último tiro para ganar, pero la suerte no les acompañó. Luka Doncic subió el balón y trató de superar a Okogie. El rookie de los Wolves no consiguió frenar al exjugador del Real Madrid y cayó al suelo.

Doncic estaba solo a falta de tres segundos, pero cuando parecía que iba a lanzar el triple, llegó la ayuda de Tyus Jones. El esloveno le pasó el balón a su compañero Jalen Brunson que se encontraba completamente solo y en la mejor posición para convertir el lanzamiento ganador.

Sin embargo, el esférico le llegó a las manos cuando solo faltaba un segundo para que sonara la bocina de final del encuentro y el tiro no entró. De esta manera, la mala racha de los Dallas Mavericks sigue adelante. De las últimas diez citas, han perdido seis, pero el dato más estremecedor es el de los últimos treinta.

En este caso, la franquicia de Mark Cuban ha ganado solo ocho partidos. La plantilla se quedó un poco descompensada después de todos los traspasos y la ausencia de Kristaps Porzingis no ha ayudado.

El lado positivo es que se mantienen con las opciones intactas de tener una elección entre las cinco primeras del próximo Draft. Si eso ocurriera, mantedrían su pick, que en principio habían traspasado por los derechos de Doncic. Los próximos dos duelos son contra el mismo equipo, los Memphis Grizzlies. Estos son un rival directo ya que tienen el mismo récord (31 - 47).

[Más información: Otra superestrella de la NBA le daría el Rookie del Año a Luka Doncic]