El Clásico europeo no defraudó. Tras el homenaje a Juan Carlos Navarro, tanto Real Madrid como Barcelona mostraron un gran espectáculo. En un partido muy extraño en el tiro, el cuadro merengue no se encontró con su mejor versión y cayó en El Palau.[Narración y estadísticas: Barcelona Lassa 77-70 Real Madrid]

Noticias relacionadas

Barcelona Lassa - Real Madrid Agencia EFE

El partido comenzó con ambos equipos muy intensos en defensa, pero que acabó rompiendo Randolph con un triple desde la esquina. El '3' parecía decidido ha ser la estrella del partido, pero sus tiros no entraban. Sería Heurtel el hombre más acertado del partido, con siete puntos en los tres minutos iniciales del duelo. Tras los primeros minutos, ambos equipos seguirían mostrando que la defensa iba a ser clave. 

El acierto no sería muy brillante y los fallos sobresalían por encima de las canastas. El Madrid perdonaba triples liberados, mientras que el Barcelona se jugaba muchos tiros forzados. El conjunto blanco quería igualar la intensidad y para ello Pablo Laso incorporó en pista a Gustavo Ayón y Rudy Fernéndez. Ambos equipos acababan los primeros diez minutos con un igualado 16-17. 

El segundo acto comenzó con un gran triple de Carroll, que aumentaba su racha a siete puntos consecutivos. El Barcelona se metería muy rápido en problemas de faltas, con cuatro tras solo un minuto y medio de cuarto. Pesic tuvo que volver a recurrir a su banquillo para frenar al campeón de Europa, que se marchaba siete arriba con seis minutos por disputarse. 

Los colegiados no lo dudaron y en cada bloqueo se respiraba la opción de señalar falta en ataque. Tomic saldría al rescate de su equipo con seis puntos consecutivos para colocar solo un punto abajo a su equipo: 28-29. Unos malos minutos del cuadro blanco obligaron a Pablo Laso a pedir tiempo muerto, que no lograban encontrar su mejor juego. 

Un Madrid de dos caras

Tras el paso por vestuarios el conjunto blanco seguiría sin mostrar su verdadero brillo y con varias pérdidas que aumentarían la ventaja local. Los jugadores merengues rehuían de lanzar de tres, lo que facilitaba la defensa culé en todas sus defensas. Tras cuatro minutos de tercer cuarto, el cuadro visitante todavía no había conseguido anotar. 

El Madrid conseguía mantenerse en el partido gracias a la mejoría en defensa y las canastas de Sergio Llull. Tras una reacción de rabia y calidad, los jugadores blancos se volvieron a meter en el partido tras unos buenos minutos en ataque: 56-51. 

Barcelona Lassa - Real Madrid Agencia EFE

El último cuarto comenzaba con un tiro libre para Pau Ribas tras una técnica para Llull, que suponía su cuarta infracción. Las malas decisiones seguían condenado a un Madrid irreconocible. Las decisiones arbitrales seguían lastrando a los blancos, que perdían sus oportunidades de bajar la diferencia. 

A falta de cinco minutos Campazzo no decidió lanzar de tres totalmente solo, provocando un robo de balón y un triple de Heurtel, que dejaba el partido muy cuesta arriba para los merengues. Rudy Fernández se echo a su equipo a la espalda con ocho puntos consecutivos, pero la quinta falta le condenó al banquillo. Finalmente, dos rebotes ofensivos del Barcelona daban una victoria muy importante a los culés. 

Barcelona Lassa 77-70 Real Madrid

Barcelona Lassa: Claver (4), Hanga (-), Heurtel (17), Singleton (4), Tomic (22) - quinteto inicial - Blazic (-), Kuric (15), Oriola (2), Pangos (5), Pustovyi (-), Ribas (5), Seraphin (3).

Entrenador: Pesic

Real Madrid: Llull (9), Causeur (2), Deck (2), Randolph (12), Tavares (4) - quinteto inicial- Ayón (4), Campazzo (6), Carroll (10), Rudy Fernández (15), Prepelic (-), Reyes (4), Taylor (2). 

Entrenador: Pablo Laso

Árbitros: Matej Boltauzer, Ilija Belosevic, Emin Mogulkoc.

Parciales: 16-17 | 26-20 | 14-14 | 21-19

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo cuarta de la Euroliga disputado en El Palau (Barcelona).