Uno de los grandes clásicos europeos llegaba en el mes más exigente para el Real Madrid. Moscú, que se le atraganta a los blancos, ha sido la sede de uno de los partidos más atractivos de toda la Euroliga. Ambos equipos realizaron un partido soberbio y no se decidió hasta los últimos segundos, cuando un error arbitral dejaba al Madrid sin opciones. [Narración y estadísticas: CSKA Moscú 82-78 Real Madrid]

Deck intenta hacerse hueco para anotar ante Kurbanov Agencia EFE

El partido comenzó con el CSKA Moscú demostrando que sus peores momentos ya habían pasado y habían recuperado su mejor versión. El conjunto blanco se mostraba muy blando en defensa y no podían contener el arranque de los rusos, con un Nando De Coló en estado de gracia. El cuadro de Pablo Laso, que había sorprendido con su quinteto, se iba entonando según pasaban los minutos. 

Facundo Campazzo sería el despertador de su equipo, sin puntos pero con una clase gratuita de organización de juego y de asistencias mirando al tendido para colocar un apretado 13-11 en los primeros seis minutos. El primer problema para el Madrid sería las dos faltas personales de Tavares, que obligarían al técnico vasco a mandarlo al banquillo. Unos buenos ataques de los visitantes dejaban al Madrid muy cerca de los moscovitas tras los primeros diez minutos: 22-20.

El segundo acto entró con un gran intercambio de canastas entre ambos equipos, que acababa favoreciendo a los rusos tras sus buenas defensas. Los blancos devolvieron la moneda, y frenaron a los locales con intensidad y buenas acciones dentro de la zona. El duelo de los primeros minutos lo iban a tener Ayón y Hines, con duelos defensivos soberbios y con robos de mucho nivel del mexicano. 

La ausencia de Campazzo provocaba los primeros momentos complicados del campeón de Europa, que no encontraba el aro de manera clara. La gran visión de Ayón y la anotación de Carroll lograrían una reacción y volverían a colocar a su equipo por delante, dominando sobre los robos de balón. El protagonismo en la recta final del cuarto se lo iba a llevar Prepelic, que estaba jugando sus mejores minutos con la elástica blanca.

El Madrid no igualaba la batalla por el rebote

Tras el paso por vestuarios ambos conjuntos se precipitaron en sus dos primeros ataques, dejando a entender que los nervios también formaban parte del partido. El duelo iba a pasar de la zona al exterior, con Campazzo y Hackett como protagonistas, con varias miradas desafiantes entre ellos. Pero sería el escolta francés el que acercaría a los rusos tras los primeros cinco minutos: 44-46. 

Randolph también tendría su momento de protagonismo, con 16 puntos y demostrando porque es un claro favorito al MVP de la temporada regular. Los minutos finales del tercer cuarto fueron auténticas obras de arte por parte de ambos equipos, y con un pívot mexicano totalmente inspirado. La entrada del 'Chacho' provocaría los mejores minutos de su equipo, llevándose la ventaja en el marcador a los últimos diez minutos. 

Tavares anota tras deshacerse de De Coló Agencia EFE

Un grave error arbitral

El último cuarto mantuvo la misma dinámica del tercero, y el Real Madrid seguía muy erróneo en el pase y seguía perdiendo muchos balones. El mejor partido de Prepelic desde que llegó a su nueva casa, en sus pocos minutos en el parqué anotaba, asistía y hacía jugar a los suyos. El rebote volvía a ser la cruz de los blancos, que veían como se escapaba el partido a falta de cuatro minutos: 74-68. 

La reacción blanca estuvo comandada por el '3' y Campazzo, que colocaron al equipo blanco a solo un punto con una gran defensa y buenas situaciones de ataque. Una falta en ataque de Tavares privaba al club blanco a ponerse por delante y dejaba todo por decidir a falta de un minuto. Una clara falta sobre Carroll en una de las últimas jugadas no pitada daba la victoria al conjunto ruso que lo coloca en la segunda posición de la Euroliga. 

CSKA Moscú 82-78 Real Madrid 

CSKA Moscú: De Coló (21), Hackett (14), Hunter (4), Kurbanov (6), Peters (2)- quinteto inicial - Antonov (-), Bolomboy (-), Clyburn (8), Higgins (15), Hines (6), Sergio Rodríguez (6), Vorontsevich (-).

Entrenador: Dimitris Itoudis

Real Madrid: Campazzo (8), Causeur (9), Deck (-), Randolph (20), Tavares (5) - quinteto inicial - Ayón (11), Carroll (8), Rudy Fernández (3), Kuzmic (-), Prepelic (10), Reyes (-), Taylor (4). 

Entrenador: Pablo Laso 

Árbitros: Robert Lottermoser, Damir Javor, Gytis Vilius

Parciales: 22-20 | 12-20 | 30-21 | 18-17

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo segunda jornada de la Euroliga disputado en el Megasport Arena (Moscú, Rusia).