Noticias y novedades

Un grave exploit a través de los MMS afecta al 95% de los usuarios Android

Se ha descubierto un nuevo exploit que se aprovecha de los mensajes MMS para acceder a tu Android y no dejar ni rastro.

27 julio, 2015 16:35

Hay dos bandos en el ámbito de la seguridad tecnológica: Los hackers y los que luchan contra los hackers. En este caso, los piratas informáticos han encontrado un exploit dentro de Android que afecta a más del 95% de los terminales del mercado. Un virus que no deja ni rastro de él puede azotar tu smartphone y no te darás cuenta de nada.

Este exploit encontrado en el framework de un proceso, Stageright, relacionado con la gestión del contenido almacenado en nuestro dispositivo permite al hacker entrar y robar lo que quiera sin dejar rastro alguno. Zimperium advierte que hay varias vulnerabilidades en el framework que permiten esta entrada en el sistema.

Un exploit a través de los SMS

Sólo se necesita el número de teléfono del usuario ‘víctima’ para hackear su dispositivo y robar toda su información. A través de un mensaje MMS, el hacker puede introducir un troyano dentro del sistema operativo y posteriormente, borrar el mensaje para que no haya rastro. Una vez dentro, el hacker puede moverse por todo el dispositivo libremente.

Lo que Zuk Avraham, jefe de la oficina de tecnología de Zimperium, nos advierte es que el ataque puede ser mientras dormimos. Por la noche recibimos el mensaje MMS, el hacker accede, nos roba todo y además sigue dentro sin nosotros tener idea. Da hasta miedo, ¿no?

Google ya ha hecho cambios en su código fuente de Android AOSP y agradecido a la empresa que se encontró con este exploit. Todos los dispositivos Android se actualizarán debidamente para estar protegido ante los posibles hackers. Un problema al que no se han de enfrentar los usuarios de Blackphone ya que vienen protegidos ya con PrivatOS.

De hecho Google asegura que Android y la tecnología incorporada está preparada para ser segura ante casi cualquier cosa, siendo muy difícil hackear el sistema operativo. Pero hasta los más grandes caen.

Vía | VentureBeat