Móviles android

El Samsung Galaxy S8 Lite se hace oficial en China como Galaxy S Light Luxury

Los últimos rumores apuntaban a un Samsung Galaxy S8 Lite en China, y estos se han hecho realidad en otro nombre: Samsung Galaxy S Light Luxury.

21 mayo, 2018 11:15

Hace un tiempo hablábamos de una filtración que nos hablaba de una versión reducida de uno de los terminales más exitosos de Samsung: el Samsung Galaxy S8 Lite. Estos rumores se han hecho realidad, y Samsung ha lanzado en China este dispositivo con un nuevo nombre: Samsung Galaxy S Light Luxury.

Samsung Galaxy S Light Luxury: un S8 Lite en toda regla

Aunque el diseño del Galaxy S Light Luxury (Samsung Galaxy S8 Lite) es exacto al de su variante superior, el hardware es bastante más inferior que este. Tenemos la misma pantalla de 5.8 pulgadas con relación de aspecto 18.5:9 y tecnología Super AMOLED, eso sí, en resolución FullHD+. Seguimos contando con la curva Edge y la característica Infinity Display.

Las principales diferencias con el modelo superior son notorias. Para empezar, perdemos el sensor de ritmo cardíaco por el camino y pasamos de Exynos a Qualcomm; tenemos como procesador el Qualcomm Snapdragon 660 junto a la combinación clásica de 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento interno.

Seguimos manteniendo la resistencia al agua y al polvo IP68, la tecla dedicada a Bixby en el lateral e incluso el lector de huellas en la misma posición que la generación pasada. Además, el Samsung Galaxy S8 Lite cuenta con 3000 mAh de batería y Android 8.0 Oreo con la capa de Samsung Experience.

En el apartado fotográfico mantenemos un único sensor de 16 Mpx (f/1.7) con estabilizador óptico de imagen y una cámara delantera de 8 Mpx. Llama poderosamente la atención que en pos de mantener el diseño se haya mantenido la polémica posición del lector de huellas, y más aún que esta versión Lite se haya hecho en base al S8 y no al S9, que es el terminal último modelo de la firma.

Podremos comprarlo en dos colores: rojo y negro. El precio en China es de 3999 yuanes chinos, que al cambio son unos 530 euros. Si los usuarios efectúan la reserva antes del 1 de junio, el precio bajará un poco a los 3699 yuanes chinos, que pasarán a ser poco menos de 500 euros. Por supuesto este dispositivo ha sido presentado en China, y se habrá de comprar ahí.

Dudamos de que este teléfono salga del mercado chino, y si quieres comprarlo tendrás que adquirirlo por importación. Un movimiento un tanto extraño por parte de Samsung, pero recordemos que el mercado chino es muy distinto al nuestro y salvo sorpresa, este teléfono sólo recorrerá tierras asiáticas.