El Androide Libre

La India es tan importante que Xiaomi y OPPO crean marcas solo para este país

Uno de los mayores mercados de smartphones del mundo es el de La India, donde Xiaomi y OPPO han creado marcas de móviles solo para este país.

20 agosto, 2018 14:00

La mayoría de los fabricantes de móviles del mundo son de China. Incluso los más importantes, salvo Apple y Samsung, proceden de este país asiático.

Es por eso que dicho mercado es claramente uno de los más relevantes del mundo, junto con el europeo y el estadounidense.

Sin embargo, en los últimos años estamos viendo cómo La India empieza a asomar como uno de los lugares donde las diferentes marcas quieren posicionarse por el incremente de adopción de los smartphones y por su inmensa cantidad de habitantes, más de 1300 millones.

Su mercado es peculiar, tanto que incluso los grandes tienen dificultades

Durante los últimos tiempos Samsung ha dominado en este país con terminales económicos, alejados de los Galaxy Note o Galaxy S con los que se presentaba en otros lugares.

Xiaomi le ha ganado la batalla por el primer puesto en algunos momentos si bien actualmente se van turnando para ocupar la primera posición.

La empresa de Lei Jun ha logrado esto con smartphones muy baratos, y con propuestas especialmente pensadas para La India, como el Xiaomi Mi A1. Sin embargo los mejores móviles de la firma no han cuajado allí, y el Mi 8 o el Mi MIX 2S tienen unas ventas muy mejorables.

Poco llega para solventar ese problema

Es por eso que la empresa ha creado una nueva marca de móviles exclusivamente para La India, aunque no sabemos si en un futuro la expandirá a otros mercados.

Poco es una empresa que se dará a conocer con el Poco F1, un terminal que se anunciará en unos días y que es básicamente un Xiaomi Mi 8 con un diseño menos espectacular, sin carga inalámbrica y con una peor cámara.

Ese es el precio que deberemos pagar para poder rebajar su coste hasta las 25000 rupias que se estima que costará el modelo más económico. Al cambio son unos 315 euros, un precio inferior al que tiene el Xiaomi Mi 8, que allí cuesta unas 30 000 rupias (unos 375 euros) o el Xiaomi Mi MIX 2S, que sube a las 38 000 rupias (unos 475 euros).

La intención de Xiaomi es crear una nueva marca con pocos terminales, siempre de gama alta, con precios muy competitivos. Algo similar a OnePlus.

OPPO es pionera en esa estrategia

Pero Xiaomi no es la primera marca que usa esta estrategia en la India. OPPO creó el año pasado una filial, Realme, para competir en el mercado online indio. El OPPO Realme 1 fue el primero de los móviles presentados y en breve lanzará el segundo, el OPPO Realme 2.

Al contrario que Xiaomi, OPPO se centra en la gama media, al menos por el momento, pero ha confirmado la relevancia de este proyecto al establecer Realme como empresa independiente, no como una submarca de la empresa matriz.

Un laboratorio de pruebas internacional

Está por ver que ambas marcas saquen estas nuevas firmas de La India para competir por ejemplo con Honor, la filial de Huawei que sin seguir exactamente la misma estrategia sí que es la que mejor se puede comprar con Poco y con Realme.

En un mercado tan grande como el de este país asiático se pueden realizar multitud de pruebas que luego pueden dar el salto a Europa, América o Asia.