El Androide Libre

La invasión silenciosa de China comprando las mejores aplicaciones

China en el mercado de las aplicaciones sigue una estrategia que consiste en fichar a grandes desarrolladores ¿Cuáles son las causas y por qué lo hacen?

11 febrero, 2016 19:22

A lo largo de los años, son varias las compañías que en el pasado tuvieron un gran prestigio y que ahora están en horas bajas. Algunas de estas compañías acaban cerrando sus puertas, mientras que otras acaban siendo adquiridas por empresas más grandes.

Por otro lado, existen grandes grupos inversores que aprovechan para adquirir estas empresas o pequeñas compañías que se encuentran en auge. Muchos de estos grupos inversores pertenecen a China, un país cuya economía cada día es más fuerte. Hoy conocemos detalles sobre una compra que podría ser de las más curiosas de los últimos meses, una compra en la que se encuentra la famosa compañía Opera.

Opera será adquirida por compañías chinas

Opera Software es una compañía que apenas necesita presentación. No solo son los desarrolladores del navegador Opera, el cual lleva desde hace años teniendo presencia tanto en ordenadores como en teléfonos, sino que ha liderado innovadores proyectos como Opera Max.

Esta compañía se encontraba desde hace tiempo bajo problemas económicos, y ya desde el año pasado andaba buscando un comprador para la compañía. Según parece, Opera ya ha confirmado que ya existe al menos un grupo inversor que tiene interés en hacerse con la firma.

Este grupo inversor está compuesto por tres grandes compañías chinas. Estas compañías son Kunlun, Qihoo y Golden Brick. La cifra conjunta que estas compañías tienen que pagar en la adquisición asciende a 1.200 millones de dólares. Al parecer, la adquisición se encuentra pendiente de aprobación para ser adquirida el próximo mes de Marzo.

La invasión silenciosa de China en el mercado de las aplicaciones

El caso de Opera Software es uno que realmente nos apena, pero tampoco podemos afirmar que nos dé pena o que sea un caso excepcional, ya que esta adquisición se trata de una de las muchas que grandes compañías chinas están realizando a día de hoy.

Kunlum; una de las compañías implicadas en la compra de Opera Software; adquirió Grindr hace un mes. Grindr es una aplicación de citas para chicos homosexuales, lo cual nos resulta extraño, ya que hasta hace poco, China era un país en el que hasta hace poco estaba muy mal vista la homosexualidad.

Por otro lado, en lo que respecta a la compra de empresas dedicadas a las aplicaciones, tenemos como perfecto ejemplo a Cheetah Mobile. Esta conocida empresa china se encuentra detrás de la adquisición de conocidas aplicaciones de gran popularidad como pueden ser Quickpick o ES File Explorer, aplicaciones de gran popularidad que desde entonces han ido perdiendo popularidad.

Además de aplicaciones, las compañías chinas son conocidas por invertir en talentos Europeos y Americanos con potencial de crecimiento. Un claro ejemplo es el de Tencent, compañía que comenzó invirtiendo en Riot Games (los creadores de League of Legends) y actualmente se han hecho con la compañía al completo además de apostar por Supercell, creadores de Clash of Clans, o la adquisición del equipo de Paranoid Android por parte de OnePlus, para potenciar el software de sus teléfonos.

Y no solo son aplicaciones o juegos, algunas compañías chinas también han adquirido alguna vez compañías de hardware, como el caso de Lenovo, que no solo adquirió hace unos años la división de ordenadores de IBM, sino que recientemente se hizo con Motorola.

Los beneficios de la compra de aplicaciones

Las compañías chinas cada día compran más y más compañías con potencial para tener éxito en el mundo de las aplicaciones, pero quizás lo más importante sea preguntarse la motivación de estas compras. ¿Realmente compran por comprar, o tienen algún plan secreto para realizar estas adquisiciones?

Evidentemente, estas compras no suelen formar parte del capricho de ningún multimillonario que fuese aficionado al navegador Opera desde sus años jóvenes (por poner un ejemplo descabellado) sino que forma parte de una estrategia. A la hora de realizar este tipo de adquisiciones, toda compañía (tanto oriental como occidental) tiene unos planes para sacarle rentabilidad, sea como sea.

Reforzar tu propio producto

Para grandes desarrolladoras de aplicaciones, la motivación es más que evidente, y es la de fortalecer su ecosistema de aplicaciones. Cuando tienes muchas aplicaciones en tu posesión y todas viven de la publicidad, es más fácil «enganchar a un usuario» a utilizar más y más aplicaciones de nuestra propiedad. Si nuestro público usa cada vez más aplicaciones nuestras y estas tienen publicidad, pues los beneficios se multiplican.

El mercado de los datos personales

Otro interés de las adquisiciones de datos no es más que la obtención de datos. Nuestra información personal es muy valiosa para las compañías, ya que estas los utilizan para venderlo a terceras compañías o conocer los gustos de los usuarios para tener una posición ventajosa en el mercado. En la actualidad, Opera Software cuenta con 350 millones de usuarios, una cifra para nada desdeñable, y que desde luego puede ser bastante jugosa para un grupo inversor.

Confianza en el futuro de las aplicaciones

Como tercer motivo principal de las grandes compañías para invertir en pequeñas empresas de aplicaciones o compañías de menor valor se encuentra el potencial de la marca para crecer. El potencial de una empresa no se trata del valor actual que tiene una compañía, sino del valor que pueda llegar a tener en el futuro con una adecuada inversión. En este caso meteríamos casos como el de Riot Games (en sus comienzos) o Grindr, compañías que podían crecer, u otras como Motorola, que con la inversión adecuada no solo puede remontar en el mercado, sino que del mismo modo fortalecería a Lenovo.

Las empresas chinas hacen lo mismo que los otros grandes gigantes, pero nos alarman más

Si has llegado hasta este punto del artículo, es posible que estés preocupado por la situación actual. Parece que estamos en un punto en el que los grandes inversores chinos están comprando todos y cada uno de los negocios, pero en esta realidad tampoco deberíamos preocuparnos.

Cuando un negocio chino se hace con uno occidental, parece que todo el mundo se echa las manos en la cabeza, pero por el caso contrario, cuando es un pez más gordo el que adquiere estas pequeñas compañías nos parece perfectamente normal si es occidental, aunque esté haciendo lo mismo.

Las compañías chinas siguen las mismas motivaciones y tácticas que otros gigantes como pueden ser Google, Apple, Microsoft o Facebook. Todas refuerzan su ecosistema comprando aplicaciones como Swiftkey, Whatsapp, Instagram o Waze. Si buscamos referencias, podemos encontrarnos con casos incluso opuestos, en el que una compañía occidental como puede ser Activision, se hace con una compañía china como King, uno de los equipos de desarrollo de juegos para Android más populares.

Porque al final de esta historia, la moraleja no es que china nos esté devorando, sino que los peces grandes siempre se comen a los otros más pequeños. Así ha sido siempre y así seguirá siendo.