La tienda de Zapshop en la Puerta del Sol de Madrid.

La tienda de Zapshop en la Puerta del Sol de Madrid. Zapshop

Empresas DISTRIBUCIÓN

Zapshop, los zapatos chinos que inundan las zonas más caras de Madrid

  • Desde Gran Vía hasta la Puerta del Sol, la cadena de zapaterías está tomando Madrid con precios bajos.
  • En su primer año de vida tan sólo contaba con un local y tres empleadas a tiempo parcial. 
  • Los zapatos de Zapshop se venden a 30 euros el par y son made in China. 

Para muchos es un nombre desconocido, pero la cadena ha logrado colarse en el último año en las zonas 'prime' del centro de Madrid. Zapshop, especializada en calzado low cost, cuenta con diez tiendas en la capital, casi todas ubicadas en el centro; la última, una flagship en la Puerta del Sol, donde resistió la tienda de moda Topshop hasta el final antes de quebrar.

Sin hacer mucho ruido Zapshop ha conseguido que sus tiendas estén siempre llenas, e incluso ha abierto un local outlet en plena Gran Vía madrileña. ¿La clave? Sus precios. Así, compite con su propia marca, a la que también ha llamado Zapshop, con un calzado que ronda los 30 euros made in China; no obstante, también ocupa sus lineales con Pepe Milán, una marca con sede en Almansa (Albacete), con un precio superior al calzado de su cadena.

Además de las dos tiendas en Gran Vía, una en Preciados y otra en Montera, Zapshop también ha levantado la persiana en el centro comercial Plaza Río 2, donde, por otra parte, se han instalado marcas como Marypaz o Ulanka en calzado, Victoria's Secret en lencería o Five Guys y Wagamama en restauración. 

Y detrás...

Pero, ¿quién está detrás de la compañía? Según los datos que figuran en el Registro Mercantil, el administrador único de Zapshop, dedicada al comercio al por menor de calzado y artículos de cuero, es Xiaodong Xia. El empresario, que constituyó la empresa en 2016 con un capital de 3.010 euros, aparece también vinculado con otras cadenas de moda como Oasis, que también tiene una tienda en el centro de Madrid, o Jardin de Jadel.

Aunque todavía no ha presentado las cuentas de su segundo ejercicio, 2017, durante su primer año de vida Zapshop facturó 137.185 euros, y obtuvo un resultado de 18.864 euros. Ese año contaba con un solo local con tres empleadas a tiempo parcial, según reconoce a en las cuentas anuales de 2016.

Ahora, su expansión la lidera como director de ventas y operaciones Antonio Vela, quien ocupó el mismo puesto en Aldo Shoes durante dos años.

Además de seguir tomando Madrid -y a expensas del dar el salto a otras grandes ciudades como Barcelona- Zapshop ha activado también la venta online en su web, con envíos habilitados a cualquier parte de España.

Una apuesta entendible teniendo en cuenta que, según datos de vente-privee, el 34% de las compras online de moda y complementos corresponde a productos de calzado; es decir, una de cada tres compras que se hacen en la web sobre moda son pedidos de zapatos. Tampoco dejan a un lado las redes sociales como Instagram, donde Zapshop es cada vez más activa.

En un momento en el que el low cost lo toma todo, la cadena tratará de ser rentable pagando los alquileres en las zonas más caras de la capital pero vendiendo sus productos a precios bajos. ¿Lo conseguirá? La apuesta, desde luego, no es sencilla.