El sector del taxi, uno de los grandes beneficiados por el MWC de Barcelona.

El sector del taxi, uno de los grandes beneficiados por el MWC de Barcelona.

Empresas

El arma del MWC frente al independentismo: superar los 108.000 asistentes

Dubai quiere una feria que, este año, estará protagonizada por la inteligencia artificial, los drones, blockchain y la llegada de la 5G.

Nadie habla de los 98.000 Hijos de San Luis y es por algo. El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, que se inaugura oficialmente este lunes, había superado el umbral simbólico de los cien mil asistentes ya en 2016, y confía en mantener o superar en la presente edición los 108.000 participantes registrados el pasado año. Pero está por verse que lo consigan.

Si se consiguen estas cifras, si no se producen altercados ni problemas de seguridad y si lo peor que pasa estos días es que Ada Colau insulte al Rey, la ciudad tendrá motivos para respirar tranquila a pesar de sus habitantes más insensatos y habrá motivos para confiar en que el evento siga celebrándose allí hasta 2023. Si no es así, el independentismo radical volverá a costar a los catalanes y a los españoles otros muchos miles de millones de euros y Dubai festejará el cambio de sede.

El Rey vuelve a Cataluña y no le recibirán ni Colau ni Torrent

Mucho ha llovido desde que la feria se instaló en la ciudad condal en 2006. En diez años consiguió duplicar sus números de los 50.000 hasta los 100.000 asistentes al año. Pero el impacto económico ha crecido más: se ha multiplicado casi por cinco en una década, hasta superar los 470 millones de euros por edición. El MWC ha generado más de 13.000 empleados temporales en la presente edición y volverá a convertirse en el centro de la vida de la ciudad durante una semana.

Y se nota tanto en la economía real como en la sumergida. Las anécdotas sobre cómo se dispara la prostitución cada año en la ciudad no son simples rumores, los taxistas reconocen sin problemas las elevadas comisiones que cobran por airear las canas de los directivos. Porque no es que venga mucha gente al MWC, es que vienen algunos de los hombres más ricos del planeta y la mayoría son hombres.

Grandes nombres, pocas mujeres

Aunque faltan grandes luminarias del mundo de Internet que otros años han acaparado los titulares, como Mark Zuckerberg (Facebook) o Reed Hastings (Netflix), acudirán los primeros ejecutivos de empresas como Telefónica, Vodafone, BT, Ericsson, CNN, Deutsche Telekom, China Mobile, NTT DoCoMo, Rakuten, Sprint, Tata, Telenor o Telia.

El evento contará entre los ponentes con el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; la antigua estrella de la Fórmula 1  Fernando Alonso; el polémico presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) estadounidense, el asesino de la neutralidad de la red Ajit Pai, o el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Mercado Digital Único Andrus Ansip.

A Barcelona llegan cada año más mujeres de la industria, hace años que desaparecieron los espectáculos más flagrantemente machistas, y el papel de la mujer está este año más desarrollado que nunca, con la consolidación del programa Women4Tech. Sin embargo, sigue siendo una feria dominada por lo hombres. “Es el único lugar del mundo en el que encuentras grandes colas a la entrada de los lavabos de caballeros” es el chiste recurrente. ¿El número exacto? Sólo el 24% de los asistentes a la feria son mujeres.

La gran amenaza

Sin embargo, está por verse que la patronal mundial del móvil, la GSMA, vaya a cubrir los objetivos  o que la feria no vaya a registrar su primera gran caída en número de visitantes desde que el encuentro se celebra en Barcelona.

Varios medios han publicado ya que los hoteles han sufrido este año para completar el aforo. Cuando antes lo normal era ver a directivos poco previsores agolpados en hoteles mediocres de la periferia, los únicos disponibles, en esta edición hemos visto cambios significativos, con ofertas especiales de última hora y con la liberación de plazas reservadas por la organización.

Es posible que esto no signifique que la feria reduce su impacto, sino que muchos asistentes han buscado fórmulas alternativas de alojamiento, como los alquileres turísticos de Airbnb. En los últimos dos años, esta plataforma ha registrado un crecimiento brutal y se sitúa ya en el entorno de las 20.000 opciones disponibles en Barcelona.

Pero hay algo que pone en duda esta tesis: el sábado 24 de febrero, la plataforma aún tenía disponible el 9% de su planta, con habitaciones privadas desde 41€ por noche en plena Plaza de España, a pocas paradas de la Fira.

En España el impacto del golpe independentista del 1-O está más presente que en el exterior, pero también se nota fuera de nuestras fronteras. Las recomendaciones a viajeros en Reino Unido alertan desde diciembre de que “ha habido grandes concentraciones de gente en Barcelona y en otras zonas de Cataluña en relación con los acontecimientos políticos”. “Probablemente se celebren nuevas concentraciones y reuniones en los próximos días. Pueden suceder con poco o ningún aviso e incluso puede ser que concentraciones que pretenden ser pacíficas puedan llevar a confrontaciones. Deberías ser precavido si estás en la zona”, advierten.

Sin embargo, está por ver si se trata de un cambio en la situación de los hoteles o en la de la feria. Desde luego, la organización es optimista. El responsable de marketing de la organización, Michael O’Hara, ha afirmado que se espera otro año de récord. “Creo que estará genial”, afirmó. Asistirán, desde luego, un centenar de empresas más. Concretamente, 2.300 compañías, con 3.500 periodistas acreditados.

Y aunque reconoce que no están los grandes de Internet de otros años, en la variedad está el gusto: hay muchas ponencias de industrias relacionadas con el mundo de los drones, blockchain y la inteligencia artificial.

De hecho, Telefónica hará una apuesta fuerte por la inteligencia artificial y su presidente, José María Álvarez-Pallete, presentará las últimas novedades de Aura, la inteligencia de su red. Teniendo en cuenta que Aura ya fue protagonista el año pasado en el MWC y que prometieron que este año estaría en seis de sus mercados, podemos esperar novedades importantes.

Los teléfonos que todos esperan

Como cada año, la industria está tan llena de filtraciones, que podemos imaginar qué traerán los principales fabricantes. Samsung, que se ausentó en 2017 por los incendios en el Note 7, traerá el S9 con una cámara que, si hacemos caso al fabricante, será “revolucionaria” y con un foco claro en el mundo de la empresa.

Samsung Galaxy S9

Huawei y LG, que taparon el hueco el año pasado, no estarán presentes con sus dispositivos de bandera. Los chinos ya han confirmado que su presentación será el 27 de marzo en París, y los coreanos también presentarán más adelante su G7 y han preferido llevar gama baja y dar más protagonismo a su V30, que está siendo una de las agradables sorpresas de los últimos meses y presentará una versión actualizada. Xiaomi presentará el mayor stand de su historia y podría presentar el Mi7. Si bien le ha salido caro, ya que el pasado viernes tuvo que depositar 200.000 euros en un juzgado para poder introducir sus terminales en la feria

EL ESPAÑOL hará una cobertura intensiva del MWC. La sección de Empresas y Medios se centrará en las grandes alianzas, en los anuncios corporativos y en las entrevistas con directivos. Crónica Global se mantendrá especialmente atenta al impacto local de la feria. El Androide Libre, por su parte, hará un seguimiento detallado de todas las novedades de producto y tecnológicas.